La conversión es obra de la compañía Hunter Sport Homes.

En el mundo de las furgonetas camperizadas, el Mercedes-Benz Sprinter es uno de los modelos con mejor reputación del mercado para realizar todo tipo de preparaciones, tanto en Estados Unidos como en Europa. 

En este artículo puedes encontrar un nuevo ejemplo, creado por la compañía británica Hunter Sport Homes. El trabajo ha dado como resultado un vehículo con todo tipo de comodidades, tal y como puedes comprobar en la galería de fotos adjunta.  

Galería: Hunter Sport Homes Lounge Tourer

Se trata de una versión de batalla extendida, diseñada para transportar motos, bicicletas, quads o trineos, ya que tiene un 'garaje' en su parte trasera. Esta zona tiene el suelo y la parte inferior de las paredes cubiertos con chapa y también hay una pequeña puerta que da acceso directo a la 'vivienda'.

La 'casa' dispone de un cómodo dormitorio con iluminación ambiental y algo de espacio de almacenamiento. Frente a él, se encuentra la sala de estar con un sofá de cuero que hace esquina y que se pliega para formar una segunda cama para dos personas. 

Esta autocaravana particularmente bien pensada también incluye un sistema de calefacción y agua caliente, tanques de agua y residuos de 100 litros, una ducha y un retrete, un horno, una nevera de 50 litros, un sistema de paneles solares de 100 vatios, un gran toldo de cuatro metros...

Delante, hay instalados tres asientos individuales, tapizados en cuero, para viajar cómodamente al destino elegido. Lo cierto es que, a pesar de que el espacio interior no es enorme, se ha aprovechado a conciencia. 

Hunter Sport Homes Lounge Tourer
Hunter Sport Homes Lounge Tourer

Además, a juzgar por las fotos, el acabado de la autocaravana parece de primera clase y el buen gusto a la hora de configurar los diferentes muebles está muy presente en cada rincón del habitáculo.

¿El precio? La conversión básica cuesta 19.495 libras esterlinas sin impuestos, casi 22.000 euros al tipo de cambio actual. Todas las modificaciones personalizadas están, por supuesto, sujetas a un recargo adicional.