Es muy fácil sufrirlo, así que estate atento al dejar aparcado tu automóvil.

No es una nueva forma de sustraer objetos de valor de los coches, pero conviene saber en qué consiste. Hablamos del truco de la moneda, una manera muy sencilla de sufrir un hurto, con la que el ladrón no tiene que ejercer ningún tipo de violencia. 

¿Cuándo se suele sufrir? Al aparcar el vehículo en la vía pública y, sobre todo, en aparcamientos subterráneos sin vigilancia. Mientras el conductor está finalizando el estacionamiento, el ladrón aprovecha para colocar una moneda en una de las manillas de las puertas, tal y como ves en la foto principal de este artículo.  

Galería: Actualidad y seguridad vial

Al salir del coche, el dueño del vehículo cierra con el mando de la llave y se va del lugar, sin percatarse de que la puerta con la moneda sigue abierta. De este modo, el caco tiene vía libre para introducirse en el automóvil y robar bienes preciados, tanto en el interior como en el maletero. 

Entendemos que este método no es muy habitual, ya que el malhechor tiene que ser muy ágil para dejar puesta la moneda sin que el conductor sospeche de su cercanía. No obstante, no está de más alertar a tus conocidos, sobre todo a las personas mayores, que son las que pueden no percatarse de la situación.

No solo se puede emplear una moneda, sino cualquier otro objeto con muy poco grosor, para lograr engañar al cierre centralizado y, por lo tanto, también al conductor. 

Por lo tanto, si tienes alguna sospecha, no está nunca de más confirmar que todas las puertas están bien cerradas cuando nos ausentemos del vehículo. De esta forma, podremos irnos con la seguridad de que no desvalijarán nuestro coche. 

En otras ocasiones, también te hemos puesto en guardia sobre el timo del 'abrazo cariñoso', por el cual una desconocida (generalmente del este de Europa) introduce parte de su cuerpo en el interior del vehículo, estando parado, para crear confusión en el conductor y robarle el reloj o los bienes que tenga a la vista.  

Igualmente, ten mucho cuidado con la 'estafa del retrovisor', un truco con el que te pueden sacar 1.500 euros a partir de un accidente provocado y una falsa compañía de seguros, que te invita a pagar esa cantidad de dinero al supuesto perjudicado. Pincha en los enlaces para conocer al detalle estas dos estafas.