Hasta la llegada de la variante GTI, nos encontramos ante la terminación con un diseño más dinámico.

A la espera de la llegada de las versiones más prestacionales de la gama del Volkswagen Golf 2020, representadas por los Golf GTI, GTE y R (el GTD no va a estar disponible en España), la firma alemana pone en liza el acabado R-Line.

Sin duda, hablamos de una terminación realmente popular en Volkswagen, tradicionalmente disponible para modelos de todo tipo y condición, desde el Polo al Arteon, por poner un par de ejemplos.

Dicho esto, todo aquel que visite el configurador de la web comercial de la marca, descubrirá que este nuevo acabado ya está disponible, con un precio de partida de 28.380 euros. Cifra que corresponde a la variante 1.5 TSI de 130 CV, asociada a una caja de cambios manual de seis marchas.

Galería: Volkswagen Golf R-Line 2020

Ahora bien, también se comercializan versiones con mejor rendimiento, como el 1.5 TSI de 150 CV, en una doble variante: convencional y con cambio manual, así como en el formato microhíbrido eTSI, con etiqueta ambiental Eco de la DGT y transmisión automática de doble embrague DSG, de siete marchas.

Para los interesados en una mecánica de gasóleo, se ofrece el propulsor 2.0 TDI, de 150 CV, asociado en exclusiva al mencionado cambio automático. En este caso, destaca un consumo medio homologado de 4,5 litros cada 100 kilómetros.

Entre los elementos estéticos característicos, destacan la parrilla sobredimensionada y la denominada Face Light, una tira luminosa, de tipo LED, que recorre el frontal del coche.

Del mismo modo, tampoco faltan detalles como un volante deportivo multifunción acabado en cuero, con controles táctiles, los faros LED Performance o un tren de rodaje deportivo, así como un diseño interior exclusivo.

Sin más, te dejamos con la completa galería de fotos que acompaña a nuestra primera prueba del Volkswagen Golf 2020, en su variante microhíbrida 1.5 eTSI, de 150 CV de potencia.

Galería: Volkswagen Golf 1.5 eTSI 2020, prueba