¡Cómo chirrían los neumáticos!

Afortunadamente, el nicho de los utilitarios deportivos todavía tiene representantes de postín y, dentro de poco, se sumará a él el Hyundai i20 N 2020. Desde luego, siempre se agradece que surjan coches de este tipo, con pequeñas dimensiones, potentes y pensados para la diversión en curvas.

Sin duda, Hyundai sigue apostando fuerte por este tipo de versiones de altas prestaciones. Algo muy meritorio en el segmento B, ya que Renault ha descartado un nuevo Clio R.S. y todo apunta a que Volkswagen va a parar la comercialización del Polo GTI

Galería: Hyundai i20 N 2020, prototipo

En el vídeo adjunto, grabado en Nürburgring, el representante coreano se desmelena, hasta el punto de que los neumáticos chirrían contundentemente en cada curva del trazado alemán. Está claro que la fase de pruebas está siendo muy intensa.

Lógicamente, el coche sigue escondido bajo una espesa capa de camuflaje, pero no hace falta ser un lince para suponer que adoptará muchos componentes deportivos respecto al i20 convencional. Entre ellos, paragolpes específicos, grandes llantas de aleación, faldones laterales, spoiler y discos de freno de mayor diámetro. 

Por supuesto, el Hyundai i20 N 2020 también contará con una suspensión rebajada, para mejorar el centro de gravedad y, por ende, el dinamismo en carreteras serpenteantes. Al fin y al cabo, el objetivo del vehículo es ofrecer grandes dosis de diversión en este tipo de tramos.

El motor elegido sigue siendo un misterio, pero salvo sorpresa será el bloque turboalimentado 1.6 T-GDI, que según los rumores, podría desarrollar 204 CV. Una cifra más que suficiente para convertir al coche asiático en uno de los 'gallitos' del segmento.

Hyundai i20 N 2020, prototipo

Al igual que sucede en el i30 N, esperamos que el coche disponga de una caja manual de seis velocidades y que, posteriormente, la oferta se complete con una transmisión automática de doble embrague. No obstante, toca ser cautos y ver qué nos dice Hyundai en poco tiempo. 

Por "poco tiempo", me refiero a finales de este año o comienzos del próximo. El Ford Fiesta ST, que monta un propulsor tricilíndrico 1.5 EcoBoost, con turbocompresor y 200 CV, está en el punto de mira, así se que prevé una más que interesante batalla.    

Fuente: Automotive Mike