El modelo a escala 1:8 tiene un precio de 40.000 dólares.

Hace unas semanas, os mostramos una increíble reproducción del Rolls-Royce Cullinan, a escala 1:8, realizada por la propia marca de lujo inglesa. Ya entonces, os comentamos que el precio de partida era de 17.000 dólares, aunque si el cliente lo deseaba, el coste de la personalización de la maqueta podía alcanzar los 40.000 dólares. 

En el video que acompaña a esta noticia, protagonizado por la célebre 'youtuber' Supercar Blondie, podemos ver este 'no juguete' con todo lujo de detalles.

De este modo, comienza abriendo la parte trasera del Cullinan y mostrando el control remoto del modelo. Gracias a él, se pueden activar todas las luces exteriores del coche, además de las interiores, al tiempo que es posible abrir el capó del vehículo y dejar al descubierto el motor V12 biturbo, con 6,75 litros de cilindrada, reproducido a escala.

Galería: Rolls-Royce Cullinan, modelo a escala

Sabemos que la maqueta en cuestión contiene más de 1.000 componentes, todos ellos realizados a mano. Incluso las áreas que permanecen ocultas a la vista, como la consola central entre los asientos posteriores, disponen de botones que reproducen los reales.

Un gusto por la precisión que lleva su tiempo, puesto que la construcción de cada modelo requiere más de 450 horas de trabajo. Eso significa que el modelo a escala exige más tiempo de montaje que el vehículo real.

Según ha confirmado el propio fabricante, la intención de Rolls-Royce es que los clientes del Cullinan adquieran el modelo a escala, con las mismas especificaciones que el real. Para facilitar esta tarea, la compañía ofrece la maqueta con las mismas tonalidades que están disponibles para el Cullinan de tamaño real.

Rolls-Royce Cullinan, modelo a escala

Lo mismo ocurre con los acabados interiores, incluyendo pequeños detalles como los reposacabezas bordados y las costuras de los asientos. Salvo porque no se puede conducir, el Cullinan escala 1:8 tiene casi todo lo que encontrarías en uno de tamaño normal. De hecho, es un nivel de reproducción similar al que ofrecen otras compañías como Amalgam.

En el vídeo, grabado en un concesionario oficial de la marca, se puede ver la maqueta está expuesta sobre un pedestal de color negro brillante, como si ocupase un espacio específico dentro de la concesión.

Rolls-Royce Cullinan, modelo a escala

El grado de detalle es altísimo y se pueden apreciar el tapizado del maletero, la bandeja cubremaletero, la iluminación en los tiradores de las puertas, los grabados de la tapicería o los altavoces de las puertas, reproducidos al milímetro. Incluso los botones del volante multifunción se iluminan, al activar la función correspondiente. Disfruta del vídeo, porque pocas veces verás algo igual.

Fuente: Supercar Blondie