Nos lo muestra Abu Dhabi Motors, nuestro concesionario favorito.

Hacía tiempo que no teníamos noticias del concesionario Abu Dhabi Motors y la verdad es que lo echábamos de menos. Normal, si tenemos en cuenta los espectaculares ejemplares de BMW que nos mostraba periódicamente.

Afortunadamente, vuelve a ser noticia con este flamante BMW M5 Competition, que luce el color exterior Austin Yellow e incorpora equipamiento diverso del catálogo BMW Individual, el más exclusivo de la casa.  

Galería: BMW M5 Competition de Abu Dhabi Motors

Esta unidad, además de lucir espléndida, tiene un 'secreto' escondido: el M Driver's Package. Gracias a este paquete, el coche puede alcanzar los 305 km/h de velocidad máxima, en lugar de los clásicos 250, limitados electrónicamente. 

Por supuesto, el motor es el archiconocido 4.4 V8, biturbo, con 625 CV a 6.000 rpm y 750 Nm entre 1.800 y 5.800 vueltas. Con él, la berlina deportiva es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en apenas 3,3 segundos y de 0 a 200 en tan solo 10,8.

Pasando a analizar la parte estética, el color Austin Yellow se estrenó en los modelos M3 y M4 Coupé, para posteriormente pasar a formar parte de las opciones de BMW Individual. Las llantas bicolor son de 20 pulgadas, tienen radios en forma de 'Y' y esconden parcialmente discos carbocerámicos.  

En el interior, se aprecian el cuero Merino en los asientos y las aplicaciones de madera en parte del salpicadero y en las molduras de las puertas. No faltan pespuntes de color amarillo sobre la piel negra para crear un atractivo contraste. Desde luego, el ambiente es de máximo lujo.   

BMW M5 Competition de Abu Dhabi Motors

En un coche tan equipado, no puede faltar un sistema de sonido acorde al nivel. En este caso, se trata del Bowers & Wilkins Diamond Surround, que se complementa con un sistema de entretenimiento audiovisual para las plazas traseras. 

En fin, un ejemplar de ensueño para cualquier conductor amante de las altas prestaciones y el máximo lujo en un vehículo. Habrá que seguir intentándolo con los Euromillones, a ver si toca de una vez...