El actualizado SUV, que llegará este verano, heredará mucha tecnología del nuevo Golf.

¿Qué modelo de Volkswagen fue el que sumó más unidades fabricadas en 2019? Estoy convencido de que responderías "el Golf", pero no fue así. Con 910.926 ejemplares, el Tiguan superó al resto de la gama. Al fin y al cabo, el SUV compacto se vende en más del 80% de los países del mundo y, desde 2007, se han ensamblado más de seis millones de unidades de este modelo.

Galería: Volkswagen Tiguan GTE 2020, fotos espía

Si nos centramos en el vehículo actual, la versión estándar, de 4,49 metros de longitud, se produce en Wolfsburgo y también en Kaluga, Rusia. Por su parte, el Tiguan Allspace, con 4,70 metros y siete plazas opcionales, muy popular en Estados Unidos y China, sale de Puebla, México, y de Shanghái, en China.

Este verano, llegará el Volkswagen Tiguan 2020, es decir, el restyling de este todocamino superventas. Este anuncio no supone ninguna sorpresa, ya que hemos obtenido muchos lotes de fotos espía, además de alguna imagen filtrada, sin ningún tipo de camuflaje. 

De momento, lo que tenemos por los cauces oficiales es este teaser, conformado por un boceto, en el que se intuyen algunos puntos clave del actualizado modelo. Como puedes comprobar, los faros son muy parecidos a los del Golf 8 y toma rasgos del T-Roc, un modelo 'atrevido', teniendo en cuenta el diseño de los Volkswagen. 

Lógicamente, la gama mecánica será aún más completa. Por ejemplo, habrá nuevos motores turbodiésel TDI, de 2,0 litros, aún más limpios, procedentes del propio Golf. Asimismo, el SUV germano se podrá elegir con un sistema de hibridación ligera, dispuesto en las mecánicas de gasolina TSI.

Volkswagen Tiguan R 2020, fotos espía

No obstante, la versión más ecológica será la denominada GTE (entendemos que se llamará así), dotada de un sistema de propulsión híbrido enchufable, que aterrizará a finales de 2020 o comienzos de 2021. De momento, toca esperar para saber si será la variante de 204 CV o la de 245. 

La joya de la corona será el Tiguan R, que podría alcanzar 333 CV, la misma potencia que se presupone para el nuevo Golf R, también pendiente de presentación, con el motor turboalimentado de gasolina 2.0 TSI, de cuatro cilindros. 

Por lo demás, también esperamos un habitáculo más tecnológico, muy cercano al del Golf, así como más ayudas electrónicas a la conducción. Todo eso, y mucho más, dentro de poco tiempo en forma de presentación oficial...