Cuarto vídeo y cuarta etapa de nuestra gira en Emilia Romagna, que nos llevó a la provincia de Parma, para conocer la fábrica de Dallara.

¿Qué tienen en común los monoplazas eléctricos de Fórmula E con los que participan en el campeonato americano de IndyCar? ¿Y cuánto tienen en común el Dallara Stradale y el Lamborghini Miura?

Si piensas "nada", bueno... entonces no deberías perderte nuestro cuarto vídeo de la serie Made in Motor Valley, que nos lleva a explorar la excelencia automovilística de la tierra italiana de los motores, la región de Emilia Romagna, conocida por la alta concentración de empresas en el campo de la automoción.

Y así, después de una visita a la fábrica de Maserati en Módena, un recorrido por la sede de Pagani en San Cesario sul Panaro (Módena) y un 'baño' en el diseño de Lamborghini en Sant'Agata Bolognese, nos dirigimos al oeste, hacia la provincia de Parma.

Galería: Dallara, made in Motor Valley

En Varano de Melegari tiene su sede Dallara, una empresa fundada en 1972 por Giampaolo Dallara, que se convirtió en líder en el diseño y la producción de chasis para coches de carreras, hasta el punto de estar presente en el campeonato de Fórmula 3 y ser el único proveedor de GP2, GP3, Fórmula V8 3.5 y Súper Fórmula. Y sí, Dallara también suministra chasis para monoplazas de Fórmula E e IndyCar.

Made in Motor Valley, Dallara

Pero eso no es todo: en 2017 presentó su primer coche de producción, el Dallara Stradale, basado en la experiencia adquirida por el ingeniero Dallara con el desarrollo de famosos coches del pasado, incluido el Miura, del que Giampaolo nos contó algunas anécdotas imperdibles (Dallara fue uno de los diseñadores del coche).

El entusiasmo en la elección de un colaborador

Sin embargo, Dallara no solo es una empresa que mira al extranjero, sino que tiene profundas raíces en el Valle del Motor. Hablamos de ello con el número uno de la compañía, Andrea Pontremoli, la persona que en pocos años ha llevado a Dallara de poco más de 100 a más de 700 empleados, que nos confió la estrategia que sigue para elegir un nuevo colaborador: pasión, ciertamente, pero también entusiasmo.

Made in Motor Valley, Dallara