La producción del modelo definitivo comenzará ya en 2021, en Alemania.

Hace ya tiempo que BMW prepara una importante ofensiva eléctrica, que arrancará con el futuro BMW iX3, la variante cero emisiones del todocamino BMW X3, que en principio debería empezar a fabricarse este mismo año. Después, la apuesta de la marca bávara continuará con el llamado i4, una berlina también eléctrica basada en el Serie 4 Gran Coupé, del que próximamente veremos un anticipo en forma de prototipo (i4 Concept). 

Por encima de estos dos modelos estará el llamado BMW iNext, el buque insignia de la marca en cuanto a gama de productos cero emisiones se refiere, que BMW acaba de enseñar, aunque todavía camuflado, durante unas jornadas de pruebas en el desierto del Kalahari, en Sudáfrica. Suponemos que, cuando finalmente llegue a producción, el modelo recibirá otro nombre más convencional. 

Galería: BMW iNext, de pruebas en Sudáfrica

Antes de esta etapa 'caliente' de su desarrollo, el modelo también ha pasado tiempo en el Círculo Polar Ártico (Arjeplog, Suecia), o poniéndose a punto en el famoso circuito alemán de Nürburgring Nordschleife o en el de pruebas de Miramas, en Francia. 

Como es lógico, un escenario como el desierto del sur de África sirve a BMW para comprobar muchos aspectos del sistema de propulsión eléctrico de este todocamino, sobre todo en lo que tiene que ver con su funcionamiento en climas con temperaturas extremas y baja humedad, bajo la exposición de la radiación solar o en condiciones muy polvorientas, por ejemplo. Motores, batería, sistemas de refrigeración...

BMW iNext, de pruebas en Sudáfrica
BMW iNext, de pruebas en Sudáfrica
BMW iNext, de pruebas en Sudáfrica

Y hablando de polvo, BMW ha hecho hincapié en asegurar que al habitáculo del iNext no llegue a entrar absolutamente nada de suciedad. La enorme cantidad de polvo que levanta un vehículo en pistas de este tipo debe quedarse fuera, y para ello se comprueba tanto la estanqueidad del interior como de algunas juntas.

Además, las pistas de tierra o grava de estos remotos parajes también sirven para poner a prueba componentes de la suspensión o del sistema de tracción total, de cara a comprobar su eficacia, su durabilidad y su fiabilidad, pero también de la carrocería e incluso del interior, incluidas las tecnologías de asistencia, entre otras cosas. 

BMW iNext, de pruebas en Sudáfrica

Las altas temperaturas del noroeste de Sudáfrica también sirven para comprobar qué tal se comportan los materiales del habitáculo tras una larga exposición tanto al calor como a los rayos del sol. Y es que, con los cambios de temperatura, los materiales pueden agrietarse, y esto es algo que, según BMW, no debe ocurrir.

Aunque todavía no hay una fecha anunciada para la llegada de este SUV 100% eléctrico a los concesionarios de la firma, sabemos que la producción en serie de este BMW iNext dará comienzo el año que viene, 2021, en la factoría de Dingolfing, localidad alemana situada al noreste de Múnich.