Será el coche ecológico más barato del mercado y el prototipo lo conoceremos en Ginebra.

El Grupo Renault ha confirmado oficialmente su intención de lanzar un coche eléctrico de bajo presupuesto en Europa, con la insignia de Dacia. En el informe sobre sus resultados financieros de 2019, la multinacional francesa confirmó dos nuevas innovaciones eléctricas: por un lado, el Renault Twingo Z.E., que llegará este año (un clon del smart EQ forfour), y por otro, un Dacia para 2021.

No será una versión especial del Duster, ya que, según el documento, el fabricante lo denomina "Dacia Urban City Car", por lo que podría tener unas dimensiones exteriores cercanas a las del Sandero. El prototipo se desvelará en Ginebra, así que allí podremos sacar conclusiones claras. 

Galería: Renault K-ZE

Siendo más concretos, el Dacia eléctrico podría ser una variante rediseñada del Renault City K-ZE, un pequeño SUV reservado, de momento, para el mercado chino. Este modelo está en consonancia con la estética propia de la marca rumana. De hecho, podría portar perfectamente la insignia de la firma de Mioveni.  

Si el apartado técnico del K-ZE no varía, estaríamos ante un vehículo con un motor de 45 CV y 125 Nm, alimentado a través de una batería de 26,8 kWh. Este componente es capaz de proporcionar una autonomía de 271 kilómetros en ciclo NEDC, una distancia que podría rondar los 200 bajo la homologación WLTP. 

Lo lógico es que el coche se produzca en China, al igual que el City K-ZE. Posteriormente, se enviaría a Europa, en lugar de fabricarse en Rumanía. De este modo, se ahorrarían muchos costes al compartir línea de producción. 

El todocamino 'low cost' disfruta de una altura libre al suelo de 150 milímetros, suficiente para transitar por caminos, al tiempo que ofrece un maletero bastante práctico, que alcanza los 300 litros. En cuanto al equipamiento, puede incluir una pantalla central táctil con 8,0 pulgadas de diámetro.

Renault City K-ZE 2019

A través de ese monitor, se puede gobernar el sistema de infoentretenimiento, con navegador incluido y conexión wifi 4G, así como visualizar las imágenes de la cámara trasera de asistencia al aparcamiento. 

Cuando presentó el City K-ZE, Renault aseguró que el 80% de la batería podrá cargarse en apenas 50 minutos en un punto rápido. 

En términos monetarios, será el coche eléctrico más barato del mercado. El vehículo está a la venta en China por 61.800 yuanes, que equivalen a 8.161 euros, aunque el precio podría incrementarse ligeramente para los mercados europeos. En lo que al desembolso se refiere, se situará por debajo del SEAT Mii electric o el Skoda Citigoe iV.