Solo se fabricaron seis de estos Corvette tan especiales y, hasta donde sabemos, únicamente quedan dos unidades en todo el mundo.

Aquellos que no estén familiarizados con el Chevrolet Corvette de 4 puertas, nacido en el año 1980, pueden llegar a creer que el modelo que abre este reportaje es uno más de los divertidos renders que se hacen, hoy en día, con Photoshop. Pero nada más lejos de la realidad, el coche realmente existe y, de hecho, se hicieron seis unidades.

Ahora bien, no todos han llegado hasta nuestros días: tres de ellos fueron destruidos o sufrieron accidentes y el sexto era un prototipo. Eso significa que dos unidades siguen en la carretera y que, una de ellas, está a la venta.

Galería: Chevrolet Corvette 4 puertas de 1980

Este clásico 'alargado' está pintado en color rojo brillante y permite circular a cielo abierto, si se quitan las piezas móviles que ejercen como techo, en las plazas delanteras y traseras.

En esencia, el proceso de creación fue sencillo, ya que se utilizaron las carrocerías de serie de los modelos, alargadas en 72 centímetros, al tiempo que se dotó al conjunto de cuatro puertas y otros tantos asientos, convirtiéndose en un muscle car-sedán único en el mundo.

¿Más datos interesantes? El marcador indica que ha recorrido unas 20.000 millas (poco más de 32.000 kilómetros), la mayor parte, entre exposiciones, concentraciones y salones. Por tanto, parece que al motor V8 y a la transmisión automática todavía les queda cuerda para rato...

En sus orígenes, hacerse con uno de estos extraños ejemplares era relativamente sencillo, ya que se movían en cifras cercanas a los 35.000 dólares (unos 31.500 euros). Sin embargo, los precios se dispararon, tal y como demuestra la unidad que te mostramos, que está a la venta por 102.562 dólares (92.300 euros). Poca broma...

Fuente: Motorious.com