El genio italiano ha redefinido las formas de los GT, las berlinas y los coches utilitarios que pueblan las calles.

Ningún otro diseñador, además de Giorgetto Giugiaro, ha sido capaz de firmar tantos y tan variados modelos. Desde mitos y superventas como el Volkswagen Golf, hasta los más desafortunados fracasos, como el Fiat Duna, pero también coches muy exclusivos, como el Iso Rivolta Grifo, y vehículos para todos, como el Fiat Panda. También llegó a hacer sus pinitos en sectores totalmente ajenos al mundo del automóvil.

Giorgetto Giugiaro es uno de los pocos nombres históricos del diseño italiano que a lo largo de las décadas y, a pesar de los años turbulentos del sector, ha sobrevivido a todo. De hecho, durante los últimos cincuenta años ha sido su propio jefe.

Galería: Giorgetto Giugiaro y sus diseños mas bonitos

Hijo de artista

Giorgetto Giugiaro, nacido el 7 de agosto de 1938 en Garessio, Italia, ya poseía en su ADN tanto la creatividad como la destreza en las manualidades. De hecho, tanto su padre como su abuelo se ganaban la vida haciendo pinturas religiosas. Su entrada en el mundo del automóvil, no obstante, fue por casualidad. Durante el día acudía a una escuela de arte y, por la noche, asistía a cursos de dibujo técnico.

Con esta mezcla de conocimientos comenzó a crear los primeros bocetos con cuatro ruedas y un motor, llamando la atención de un excepcional cazatalentos: el famoso diseñador Dante Giacosa, que lo llevó con él a la cima de Fiat. Sin embargo, Giorgetto se sintió algo limitado durante su primera experiencia laboral, así que decidió buscar alternativas y cambiar de aires.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

El paso a Bertone

Con apenas 20 años de edad y tras haber trabajado en Fiat, Giugiaro se pasó a Bertone, donde recibió una cálida acogida por parte de Nuccio Bertone, al ser contratado directamente como jefe del centro de estilo. Estos años fueron fundamentales para su carrera, ya que durante esta etapa dibujó las líneas de modelos como el Alfa Romeo Giulia GT, el Alfa Romeo 2000 Coupé, el BMW 3200 CS, el Iso Rivolta GT o el Iso Rivolta Grifo.

Todos ellos modelos de gran impacto, que aportaron éxito y fama a sus respectivas casas. El por entonces joven Giugiaro también se aventuró con algunos prototipos únicos de salón, como el Alfa Romeo Canguro y el Chevrolet Corvette Testudo, la primera de una serie de reinterpretaciones italianas del modelo de la pajarita.

Durante este periodo, Giorgetto perfeccionó su técnica de diseño, de forma que se tuvieran en cuenta muchos aspectos, desde la facilidad de uso hasta las normativas de seguridad.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

Giorgetto entra en Ghia

Tras seis largos años, el joven diseñador resultó ser el fichaje estrella de Ghia, otro prestigioso carrocero italiano que por entonces luchaba por ampliar su negocio. Su habilidad con el lápiz, y todo lo aprendido hasta el momento, resultaron decisivos para la concepción del De Tomaso Mangusta, un modelo que revolucionó el panorama de los coches exóticos e hizo famosa en todo el mundo a la marca de Módena. 

De su mesa de trabajo salió también el Iso Rivolta Fidia, uno de los primeros ejemplos de una gran berlina de lujo, con motor y prestaciones de superdeportivo, así como el Maserati Ghibli, otro icono de aquellos alocados años.

Giugiaro fue también uno de los primeros europeos en trabajar para una compañía japonesa, con el Isuzu 117. No obstante, Giorgetto creyó que podía llegar mucho más lejos que ser simplemente el director de un centro de diseño.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

Finalmente, por su cuenta

A finales de los años 60 fundó Ital Design junto a su amigo Aldo Mantovani, en Moncalieri, en las inmediaciones de Turín, y la firma pronto pasaría a llamarse Italdesign. Además, pasó de ser una pequeña compañía a convertirse rápidamente en uno de los centros de diseño, ingeniería y fabricación de prototipos más importantes del mundo, recibiendo peticiones de colaboración de todos los rincones del mundo.

El estreno de Giorgetto en solitario fue con el Bizzarrini Manta, creado a partir del Bizzarrini 5300 GT, y después vinieron otros modelos de prestigio como el Alfa Romeo Iguana, que tomó como base el Alfa Romeo 33, el Maserati Boomerang o el Audi Asso di Picche, cada uno con unos rasgos muy especiales, como el volante montado alrededor de la instrumentación en el caso del Boomerang.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

Un socio privilegiado

Desde el principio, los principales fabricantes de automóviles recurrieron a Italdesign para trabajar en importantes proyectos, casi en secreto. Y es que no se trataba de crear ejercicios de diseño extremos, como sofisticados descapotables o inalcanzables coupés. Gran parte del trabajo fue para el mercado generalista, con modelos de gama media y baja, sin precios desorbitados.

Así empezó una larga lista de éxitos, como cuando la marca alemana Volkswagen llamó a Giorgetto para dar vida al legendario Golf.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

El reconocimiento a gran escala

El estudio de diseño piamontés empezó a recibir encargos de todo el mundo, para hacer realidad una larga lista de modelos, muchos de los cuales siguen en el imaginario colectivo de diversas épocas. Y no sólo los coches de nicho, como el BMW M1 o el Maserati Quattroporte de tercera serie, sino también y, sobre todo, los modelos más comunes.

Son creaciones de Giorgetto coches como el Alfa Romeo Alfetta GT, el mítico Lancia Delta, el Lancia Prisma, el Lancia Thema, los Fiat Panda, Uno, Croma y Punto, el Renault 21, el Isuzu Piazza, el Audi 80 de tercera serie, el SEAT Ibiza o el Alfa Romeo 159, entre otros muchos. Algunos incluso se convirtieron en estrellas de cine, como el Lotus Esprit o el DeLorean DMC12.

Entre tanto modelo exitoso, no obstante, también hubo algunos fiascos memorables, como el Fiat Duna o el Yugo Florida. Italdesign también ayudó a que marcas desconocidas salieran del anonimato, con obras para el mercado global como el Hyundai Pony, el SEAT Ibiza o el Daewoo Matiz.

Todos ellos trabajos que contribuyeron a hacer de Italdesign una de las piedras angulares del diseño de automóviles, italiano y también mundial. Pero la actividad de este incansable diseñador, con una mente altamente creativa, no se limitó a modelos de producción.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

Un sinfín de prototipos

Aprovechando los más importantes salones del automóvil, Giorgetto Giugiaro se ganó puntualmente la atención del público, casi como una estrella de rock, presentando coches únicos, que no eran solo ejercicios de diseño, sino también nuevas forma de explorar rasgos novedosos.

De Ginebra a Frankfurt, pasando por Detroit o Tokio, mostró piezas únicas como el Alfa Romeo Caimano, el Maserati Medici, el Lancia Megagamma, el Italdesign Aztec, el BMW Nazca C2, el Alfa Romeo Scighera, el Lamborghini Calà o el Bugatti EB112, que son solo algunas de sus más famosas creaciones.

Son inolvidables algunos de sus proyectos más atrevidos, como el Columbus, un enorme monovolumen con soluciones futuristas, el Maserati Kubang, precursor del SUV Levante, o el Parcour, una especie de superdeportivo todoterreno de motor central.

La actividad de Giugiaro continuó, colaborando con algunos fabricantes chinos y haciendo también otro tipo de cosas, como cámaras de fotos Nikon o algunos modelos de moto. A finales de los años 2000, Giorgetto Giugiaro tomó una decisión inesperada que lo volvió a vincular con un viejo conocido.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

Bajo el paraguas de Wolfsburgo

En el año 2010, mientras que otras firmas de diseño como Bertone y Pininfarina estaban abrumadas por problemas financieros, Giugiaro vendió su compañía a Volkswagen, aunque permaneció al frente de la dirección, con apoyo de su hijo Fabrizio. Para el grupo alemán se ocupó de varios modelos de las diferentes marcas, así como de la construcción de nuevos prototipos de salón.

Al poco tiempo, Giugiaro tomó la decisión de dejar su Italdesign y crear una firma nueva, totalmente desde cero. Una decisión que, desde fuera, podía parecer una derrota, pero que en cambio resultó ser un nuevo comienzo.

Giorgetto Giugiaro diseños más bonitos

Giugiaro vuelve a estar por su cuenta

Mientras Italdesign seguía trabajando en el Zerouno, un modelo basado en el Audi R8 del que se producirían muy pocas unidades, Giorgetto y Fabrizio dieron vida al estudio GFG Style, a partir de sus iniciales. Este nuevo taller, situado también en el corazón del Piamonte, continuó con la tradición de Giugiaro de responder a las necesidades del futuro, especialmente en términos de movilidad, con propuestas y soluciones más respetuosas con el medio ambiente, pero también interesantes a nivel estético.

Sibylla y Kangaroo son solo el comienzo de un nuevo capítulo en la historia del automóvil italiano. El primer paso de un futuro en el que las propulsores eléctricos y las baterías sustituirán a los motores de combustión interna, pero en el que el diseño y la apariencia seguirán siendo, sin duda, protagonistas.