Los chicos malos tampoco podrán escaparse por el campo.

Los vehículos policiales nos suelen sorprender, a menudo, de forma muy grata. El último en hacerlo ha sido este majestuoso Ford Ranger Raptor, que acaba de ser estrenado por la policía británica, concretamente, por la de País de Gales.

A riesgo de equivocarnos, creemos que además es el primero en Europa en convertirse en un coche patrulla de la policía. El resultado, es un espectacular pick-up, creado por el departamento de vehículos especiales de Ford, ubicado en Essex, Reino Unido.

En sus instalaciones, se ha pintado por completo la carrocería y se le han añadido las luces y rotativos específicos. Sin embargo, en el plano mecánico, parece ser que no se ha realizado ninguna modificación.

Galería: Ford Ranger Raptor de la policía británica

Para tu información, a diferencia de su hermano norteamericano, el F-150 Raptor, que está equipado con un motor de gasolina 3.5 V6 biturbo, con 450 CV, el Ranger Raptor 'europeo' equipa un motor de ciclo diésel, con dos turbocompresores, 2,0 litros de cilindrada, 213 CV y 500 Nm de par motor.

Si tenemos en cuenta que el todoterreno de la firma del óvalo pesa 2,5 toneladas, el tiempo de 10,5 segundos en la maniobra de aceleración de 0 a 100 km/h o una velocidad máxima de 170 km/h son valores más que razonables.

En cualquier caso, los responsables de la policía galesa también han adquirido un Ford Focus ST, con 280 CV de potencia, que anuncia una velocidad punta de 250 km/h (autolimitada). De esta forma, las fuerzas de seguridad tendrán cubiertas las carreteras y los caminos frente a los posibles malhechores. 

Ford Ranger Raptor de la policía británica

Sin embargo, si un delincuente se atreve a huir campo a través, y hay muchos en la campiña galesa, lo más probable es que esté completamente perdido. El Raptor incluye un chasis reforzado, amortiguadores específicos del especialista Fox Racing y unos enormes neumáticos todoterreno BF Goodrich, que lo hacen imbatible en el campo.