La montaña de Tianmen es el escenario elegido, esta vez, por el 'showman' norteamericano.

Hacía tiempo que echábamos de menos ver a Ken Block en acción, ya que ha pasado casi un año desde que nos dejó boquiabiertos en la Gymkhana 10, a los mandos del Ford F-150 de 1977, especialmente preparado para convertirse en el afamado Hoonitruck.

También aparecían, en distintos escenarios, otros modelos de Ford con sendas modificaciones, como el Fiesta WRC, el Hoonicorn V2 (sobre la base del Mustang) y el Focus RS RX. Sin duda, fueron miles de caballos de potencia unidos para celebrar el décimo aniversario de sus populares vídeos.

Galería: Ken Block: Climbkhana 2

Ahora, Block nos trae algo distinto, similar a lo que pudimos ver en la primera entrega de lo que llama Climbkhana y que tuvo lugar en Pikes Peak.

En esta ocasión, el Hoonicorn V2 ha sido sustituido por el pick-up Ford F-150 Hoonitruck, un vehículo que ha pasado por el taller para aligerar el peso, mejorar la aerodinámica y rendir la friolera de 925 CV. ¿Cómo es posible? Pues colocándole el motor de un Ford GT, un bloque de gasolina V6 Ecoboost, de 3,5 litros de cilindrada y con dos turbos.

En los casi 9 minutos de duración de la Climbkhana 2, puedes ver a este intrépido piloto subir por la carretera que bordea la que es considerada como una de las montañas más bonitas del planeta. El recorrido está compuesto por un total de 99 curvas, muchas de ellas bastante cerradas y con unos 'quitamiedos' que no son precisamente generosos, ni mucho menos efectivos a la velocidad que circula Ken.

Y eso que quizá estemos tan acostumbrados a verlo realizando maniobras tan espectaculares, que algunos puedan pensar que se ha quedado algo 'corto' en esta pieza.

Ken Block: Climbkhana 2

Antes de que pienses así, recuerda que está conduciendo un vehículo con el que es mucho más difícil maniobrar que con el Focus o el Fiesta de rallies que suele manejar, que es una preparación basada en un coche de 1977 y que hay casi 1.000 CV bajo el capó de ese ejemplar.

Y ahora sí, ya puedes ver el vídeo...

Fuente: Hoonigan, a través de YouTube