El vehículo clásico italiano se atreve con una subida de montaña, donde demuestra de lo que es capaz.

Las carreras de montaña son un escenario perfecto para descubrir modelos modificados tan extravagantes como surrealistas. El último ejemplo de esta política es el Fiat 850 Coupé que protagoniza el vídeo que acompaña a esta noticia.

A pesar de su aspecto sosegado, solo alterado por los pasos de rueda ensanchados o el alerón posterior, debemos advertirte de que debajo de su capó se esconde el motor de una motocicleta; concretamente, el de una Kawasaki Ninja ZX-12R, con 1.200 cm3 y 178 CV de potencia.

Analizando la moto en cuestión, estuvo a la venta entre los años 2000 y 2006 y el mencionado propulsor tetracilíndrico desarrollaba unos magníficos 178 CV de potencia. De este modo, en la época de su estreno comercial, fue uno de los más potentes que se comercializaban en el mercado.

Galería: Fiat 850 Coupé

Si pasamos a describir la transformación de este curioso clásico italiano, lógicamente, el motor está ubicado en posición trasera y la propulsión recae sobre el eje posterior.

Una transformación natural, si tenemos en cuenta que el Fiat 850, se construyó entre los años 1964 y 1973 y equipaba un pequeño motor de cuatro cilindros y 903 cm3, ubicado en la parte trasera del mismo.

Desconocemos el tipo de transmisión utilizada para este proyecto, pero por el sonido que se aprecia en el vídeo, bien podría ser la original de la moto o una muy similar, con accionamiento secuencial.

Si tenemos en cuenta que el peso del vehículo es de solo 600 kilos, comprenderás que las aceleraciones de este pequeño cohete clásico son espectaculares. Eso, por no mencionar la velocidad a la que negocia las curvas de esta prueba de montaña. Disfruta de las imágenes.

Fuente: YouTube