Este vehículo 'cero emisiones' cuenta con tecnologías de última generación y da un paso más, en cuanto a conducción autónoma se refiere.

Con la mirada puesta en el salón de Tokio 2019, que tendrá lugar en unas semanas, el Nissan IMk ha sido presentado como un prototipo con sistema de propulsión eléctrico, unas dimensiones exteriores bastante reducidas y un habitáculo bien aprovechado.

Las cotas homologadas por este pequeño modelo son 3,4 metros de largo, 1,5 metros de ancho y 1,6 metros de alto y dispone de un diseño que Nissan cataloga como 'Futurismo Atemporal Japonés', siguiendo las líneas fluidas que caracterizan a la tradición nipona.

Galería: Nissan IMk

El aspecto de este automóvil 'cero emisiones' sigue un tipo de patrón flotante que conecta cada una de las partes del coche, contando en el frontal con una superficie con luces LED, que incorpora las ópticas principales y que también cubre la zona en la que los coches con motores térmicos disponen de una parrilla. Otra superficie similar, cumple la labor de los pilotos traseros en la zaga.

Los espejos laterales han sido reemplazados por cámaras colocadas en la base de los pilares A, que proyectan la imagen en pantallas situadas en el habitáculo. Esta configuración la conocemos de modelos de producción como el Honda e o el Audi e-tron, ambos también vehículos 100% eléctricos.

Para el Nissan IMk, el fabricante japonés ha optado por un interior muy original, en el que apenas podemos encontrar un volante, una palanca de cambios y los pedales del acelerador y del freno, con una disposición que rompe bastante con los moldes establecidos. La información del automóvil se proyecta en el salpicadero y dispone de función táctil.

Por otro lado, el techo transparente permite la entrada de una gran cantidad de luz al habitáculo y otorga una mayor sensación espacial, añadiendo elementos acabados en madera y un tapizado perforado de tonos claros, creando un espacio acogedor.

'

El asiento de este concept Nissan IMk es de tipo banqueta y el conjunto del automóvil se ha construido pensando en la incorporación progresiva de una conducción plenamente autónoma.

De hecho, con este automóvil se da un paso más en cuanto a niveles de circulación sin conductor se refiere, disponiendo de función de aparcamiento remoto ProPILOT y una versión avanzada, denominada ProPILOT 2.0, que incluye la capacidad de circulación autónoma por autopista.

Nissan ha comunicado que el IMk contará con un motor eléctrico, aunque todavía faltan muchos detalles técnicos sobre este prototipo, que se exhibirá durante el salón de Tokio 2019.

Esperaremos a la cita para contarte muchas cosas más sobre este interesante vehículo.