El proceso de seis semanas de pruebas se corresponde con seis vueltas completas a la tierra.

Aunque se trata de un vehículo que todavía no se vende en nuestro mercado (las primeras unidades llegarán a finales de año), el Jeep Gladiator es un pick-up que ha levantado una enorme expectación en Estados Unidos, su país de origen.

Se trata de una adaptación sobre la base del Jeep Wrangler, que añade una caja de carga, pero mantiene las excepcionales condiciones todoterreno del modelo del que deriva, lo que le permite medirse frente a vehículos consagrados como el Mercedes Clase G o el Land Rover Defender, al moverse alejado del asfalto.

En el vídeo que acompaña a esta noticia, comprenderás un poco mejor el motivo de su merecida fama de vehículo duro y fiable.

Galería: Jeep Gladiator 2020

Los chicos de un famoso canal de YouTube, TFLoffroad, han tenido la fortuna de visitar las instalaciones de pruebas que el Grupo FCA tiene en Windsor, Canadá.

Allí se encuentra el laboratorio de pruebas donde el fabricante somete a sus modelos a todo tipo de pruebas de resistencia y fiabilidad. De todos los procesos, cabe destacar un enorme robot, que simula el desgaste provocado por 10 años o 160.000 millas de uso (aproximadamente 257.500 kilómetros) en las diferentes piezas del vehículo. El proceso completo tarda entre cuatro y seis semanas, dependiendo de cada modelo, en ciclos de 24 horas ininterrumpidos.

Como explica Dan Pereria, responsable del simulador de pruebas, se realizan múltiples inspecciones todos los días, mientras dura el proceso. Al final del procedimiento, el equipo realiza una inspección completa del desgaste de las piezas junto a los ingenieros de diseño. Ellos inspeccionan el vehículo en busca de posibles grietas o defectos en la fabricación y realizan un análisis completo.

Jeep Gladiator 2020

En el video, también se hace mención a cómo el Grupo FCA diseña los asientos, comparando la distribución de presión que ejerce el cuerpo humano.

Estos tests ayudan a los ingenieros a construir un asiento lo más cómodo posible para el mayor tipo de público. A modo de aclaración, un conductor tipo estadounidense para un promedio de 500 horas sentado en su automóvil al año.

Fuente: TFLoffroad