Por ahora, este servicio, que parte de los 21.000 euros, solo está disponible en Japón.

Allá por el año 2017, Mazda anunció un nuevo servicio de restauración para sus MX-5 (o Miata) de la primera generación, conocida como NA. Y, a medida que estos coches envejecen, el servicio parece estar ganando popularidad; sobre todo, ahora que los primeros ejemplares comienzan a cumplir los 30 años.

En esta ocasión, a través de nuestra web amiga Motorious.com, conocemos un ejemplo de este programa de restauración de fábrica, que por el momento solo actúa en Japón... aunque, a buen seguro, los clientes europeos y americanos lo recibirían con los brazos abiertos.

Galería: Mazda MX-5 (Miata) NA restauración de fábrica

Según la información que comparten, parece ser que, como cualquier otro especialista en puesta al día de clásicos, los clientes tienen varias opciones. Eso sí, el trabajo básico puede devolver a la vida un Miata 'destartalado' por 2,5 millones de yenes, lo que equivale a unos 21.000 euros, al cambio actual.

Por este precio, los MX-5 reciben nuevas luces, capota de lona y llantas de aleación originales, de 14 pulgadas, con neumáticos Bridgestone modernos, al tiempo que también se trabaja sobre el capó, el portón del maletero, las puertas y los guardabarros. 

Para finalizar, se arreglan las imperfecciones de la carrocería y se aplica una capa de pintura. Sirva como ejemplo del buen resultado el coche que puedes ver en la galería de fotos superior, un ejemplar de 1992, pintado en el color Neo Green y con capota negra.

A partir de ahí, se pueden añadir todos los extras que el cliente quiera, como la reparación del motor y la transmisión, por unos 6.800 euros, del interior, por unos 5.900 euros, o la mejora de la suspensión y los frenos, por unos 3.400. Entonces... ¿cuánto cuesta tener un Miata perfecto, como recién salido de fábrica? Pues no menos de 37.000 euros.

Fuente: Motoriuos.com