Los coches modernos son cada vez más fáciles de conducir, como ha demostrado este inconsciente chaval.

Hoy, de nuevo, te tramos una noticia que demuestra que la realidad puede superar la ficción. Un niño de ocho años cogió el Volkswagen Golf con cambio automático DSG de sus padres y, desde la ciudad de Soest, cerca de Dortmund, entró en la autopista A4.

En esta carretera, el inconsciente chaval alcanzó 140 km/h, una velocidad ilegal para cualquier adulto. En concreto, el tramo donde fue cazado estaba limitado a 120. Afortunadamente, la historia terminó de la mejor manera posible, sin lesiones ni daños de ningún tipo. 

Galería: Volkswagen Golf 2018

El chico explicó que, a ese ritmo, empezó a marearse y se acercó rápidamente a una zona de detención de emergencia, lo que evitó consecuencias desastrosas. Lógicamente, cuando tuvo que dar explicaciones a la policía, delante de su madre, lloró desconsoladamente como el niño que es...

Toda esta increíble historia la resumió la policía de Soest en un post de Facebook, que puedes ver a continuación. El joven aseguró que lo hizo "para conseguir conducir un coche". Entendemos que el castigo de sus padres habrá sido descomunal. Lo importante es que, cuando tenga edad para estar al volante, recuerde esta tropelía y disfrute de su automóvil con seguridad.

Un niño de ocho años, cazado a 140 km/h

Menos mal que el joven no circuló por una Autobahn, sin límite de velocidad, porque podría haber generado un accidente brutal. De hecho, cada vez hay menos tramos de este tipo y el gobierno alemán ha pensado una y otra vez en abolirlos definitivamente, en los últimos años, pero sin conseguir grandes resultados. 

La única duda que nos queda al respecto es si el niño ya habría conducido previamente, de forma ilegal, ayudado por sus padres. Si es así, parece que no fue la mejor forma de educar a su hijo, como ha quedado demostrado...

Galería: Un niño de ocho años, cazado a 140 km/h