Se hará a través de la app ‘miDGT’, que sigue en fase de desarrollo.

En un momento en el que usamos el teléfono móvil en, prácticamente, cualquier ámbito de la vida, en España todavía quedan cosas por aprender de otros países, más evolucionados en el área digital.

Una de ellas, por ejemplo, la encontramos en nuestros documentos de identificación, como son el DNI y el permiso o carné de conducir, que siguen realizándose en formato físico. Sin ir más lejos, el Documento Nacional de Identidad pasó a ser de tipo 'electrónico' hace unos años, pero no ha evolucionado demasiado.

Galería: Coches de la Guardia Civil

Ahora, la Dirección General de Tráfico ha informado a través de su revista 'Tráfico y Seguridad Vial' sobre las intenciones de lanzar, próximamente, un aplicación para dispositivos móviles, en la que, entre otras cosas, podremos llevar el permiso de conducir y la documentación del coche, en formato digital y con total validez legal.

La app 'miDGT', se convertiría en un primer paso hacia lo que ya existe en Estados Unidos, donde los documentos digitales tienen la misma validez legal que los físicos.

Además, la Gerencia de Informática de la DGT está trabajando para que la aplicación permita que el usuario tenga acceso a su información y datos de contacto, además de a noticias y notificaciones, como pueden ser multas o cualquier otro tipo de aviso oficial.

También podrían incluirse varios de los trámites disponibles en la sede electrónica y que ya se pueden hacer a distancia, ya sea con certificado digital o no, dependiendo del nivel de seguridad requerido.

Aunque no se han pronunciado al respecto, parece obvio que 'miDGT' debería ser compatible con los sistemas operativos Android e iOS, que son los más usados en España.

Entre las ventajas que tendría contar con esta nueva herramienta, que todavía no tiene fecha de lanzamiento prevista, está la de poder dejar todos los documentos físicos asociados al coche en casa, sin riesgo de que los perdamos o nos roben el vehículo con todos los 'papeles' en su interior.

Imaginamos que los mayores problemas con los que se están encontrando los desarrolladores son los relativos a la seguridad de acceso, ya que esta novedad también abre la puerta a los hackers.

Fuente: Revista de la DGT 'Tráfico y Seguridad Vial'