Este ejercicio de diseño representa la unión entre el pasado y el futuro.

En Europa, el Renault 4L o '4 latas' tiene fama de haber sido un coche fiable y muy versátil, por lo que no es de extrañar que la compañía francesa se haya decidido a organizar, año tras año, un evento conocido como '4L International'.

En el décimo aniversario de esta cita, el fabricante francés ha apostado por la presentación de un concept, denominado Renault e-Plein Air, que asocia la imagen descubierta de la versión descapotable que tuvo el modelo clásico, con el sistema de propulsión eléctrico del Twizy.

Galería: Renault e-Plein Air

De este último, también utiliza el paquete de baterías, por lo que las prestaciones y la autonomía que se esperan del prototipo eléctrico no son especialmente espectaculares.

De hecho, si haces un poco de memoria, recordarás que el pequeño 100% eléctrico de Renault dispone de unas baterías con una capacidad de 6,1 kWh, con una potencia de 13 kW (17 CV) y una autonomía de 100 kilómetros.

Eso, teniendo en cuenta que el peso del Twizy es de 450 kilos, mientras que el 4L, por entonces, no bajaba de los 600 kilos, razón de más para pensar que esta conversión, a automóvil 100% ecológico, no se acercará ni por asomo a las prestaciones del Twizy.

El primer Renault 4 Plein Air vio la luz en 1968. Se trataba de una configuración al estilo del Citroën Méhari, que era el modelo con el que pretendía competir en el mercado. Pero el Plein Air resultó ser más caro y menos práctico que su rival, por lo que apenas dos años después, la firma del rombo decidió finalizar su comercialización, tras haber fabricado tan solo 563 unidades.

Si entonces hizo que muchas cabezas se girasen para verlo, no tenemos dudas de que con el Renault e-Plein Air eléctrico pasaría lo mismo. Ya lo vimos con el Citroën E-Mehari...

Fuente: InsideEV's USA