El resultado es sencillamente espectacular.

Si te gusta la estética del Mercedes-AMG G 63, pero tu presupuesto solo te llega para poco más que un Suzuki Jimny, puede que te interese lo que viene a continuación.

Si te decimos que la diferencia de precio es exagerada entre ambos, no descubrimos nada, ya que el todoterreno alemán pasa de largo los 100.000 euros, mientras que el modelo japonés puedes tenerlo por algo menos de 20.000.

Galería: Un Suzuki Jimny convertido en un Mercedes-AMG G63

Obviamente, las capacidades entre ambos son distintas, pero el pequeño Jimny es muy capaz en terrenos rotos y complicados.

El kit desarrollado por la empresa Fast Car Service de Dubai es una auténtica maravilla, ya que, visualmente, transforma al Suzuki en una réplica casi perfecta del Mercedes-Benz. El paquete que ofrecen dispone de nuevos paragolpes delanteros y traseros, un capó y unos pasos de rueda abultados y unos faros delanteros de nueva factura, aunque estos últimos pertenecen a un Jeep Wrangler.

También utiliza unos espejos y unas estriberas rediseñadas, además de un sistema de escape firmado por AMG, con dos salidas dobles que parten de los laterales del coche, aunque solo las de la izquierda son funcionales.

Claro que no dispone del motor V8 del G 63, pero el motor de 4 cilindros en línea del pequeño japonés suena mejor que nunca, gracias a la puesta a puesto y a las piezas originales que hereda del TT alemán.

En la zaga, no falta el compartimento exterior, que almacena una rueda de repuesto, un detalle que supone la guinda final para bordar esta original réplica en miniatura. También se ha añadido una cámara trasera de ayuda al aparcamiento, aunque el manejo de un coche de estas dimensiones casi permite prescindir de la misma.

Un Suzuki Jimny convertido en un Mercedes-AMG G63

¿Y cuánto cuesta esta transformación?

Pues exactamente 12.250 dólares, que al cambio son casi 11.000 euros. Que sí, que es un pastón, pero igualmente sigue saliendo más barato que el Mercedes-Benz.

A fin de cuentas, por menos de 30.000 euros puedes llevarte al garaje un Suzuki Jimny con este aspecto, a lo que hay que añadir unas llantas de 18 pulgadas y una pantalla táctil en el habitáculo, que se aprecia de mayor tamaño que la que viene de serie. 

Y por cierto, pintarlo de nuevo al gusto también está incluido en el precio anterior.

No me digas que no es una de las preparaciones más originales que has visto. Ahora, lo difícil es hacerte con el Suzuki, ya que hay una lista de espera importante...