La verdad es que nos encantaría conducirlo...

Hay preparaciones de todo tipo, pero las que potencian un vehículo manteniendo su fisonomía son nuestra predilección. Más aún, si el coche en cuestión ya tiene unos cuantos años encima. Por tanto, entenderás que nos ha encantado descubrir este BMW M5 E34 con el motor V12 de un McLaren F1.

Si recuerdas, este propulsor de aspiración atmosférica lo desarrolló la marca alemana, por lo que es como si 'volviera a casa'. Cubica 6,1 litros y entrega 635 CV a 7.400 rpm. Nada que ver con los 315 CV que desarrollaba la mecánica original del M5, un bloque de 3,6 litros y seis cilindros en línea. 

Galería de fotos: el mítico McLaren F1

Galería: McLaren F1

Sin duda, se trata de una cifra impresionante hoy en día, así que imagínate lo que suponía disponer de 635 CV en los años 90, década en la que se produjeron las 106 unidades del F1... y este prototipo de locos.

Lamentablemente, no sabemos qué sucederá con este M5 familiar tan especial. Parece ser que fue un vehículo preparado por ingenieros de BMW para diversas pruebas. En principio, permanecerá oculto para evitar que caiga en manos de algún comprador. Ahora mismo, se encuentra junto a otros concept cars de BMW, a salvo de miradas ajenas. 

Desconocemos las prestaciones de este M5 'vitaminado', pero para que te hagas una idea, el F1 aceleraba de 0 a 96 km/h (60 mph) en tan solo 3,2 segundos. La berlina alemana completaría esta maniobra en algunas décimas de segundo más, debido a su mayor peso, pero dejaría asombrado a cualquiera.

Ahora, nos queda una reflexión: ¿dónde se encuentra esa colección de prototipos de BMW? Porque yo pagaría por verla y, más aún, por fotografiarla...      

Fuente: Collecting Cars, vía Motor Authority