Esta serie especial queda limitada a 60 unidades.

Este año, Aston Martin celebra dos importantes aniversarios relacionados con la competición. Por un lado, su magnífico doblete en las 24 Horas de Le Mans de 1959. Por otro, su estreno en el circuito de Goodwood en 1949. 

Por este doble motivo, la marca británica ha creado la serie especial Heritage Racing Edition para el Vantage, que mostró el pasado fin de semana en el Goodwood Festival of Speed 2019. Confeccionada por la división Q de Aston Martin, supone el homenaje perfecto para estas dos fechas señaladas.

Galería: Aston Martin Vantage Heritage Racing Edition

La producción está limitada a 60 unidades y cada ejemplar puede lucir una de las seis decoraciones que se observan en las fotografías. Todos los vehículos disfrutan de un kit aerodinámico específico, conformado por un alerón trasero fijo de fibra de carbono y un splitter sobredimensionado.

Gracias a estos dos componentes, el Aston Martin Vantage Heritage Racing Edition suma 194 kilos extra de fuerzas descendentes a 306 km/h. Pero, además, los coches incluyen llantas aligeradas y un habitáculo con inserciones de carbono.

Por supuesto, esta edición especial monta el propulsor 4.0 V8, biturbo, de origen Mercedes-AMG, con 510 CV a 6.000 rpm y 685 Nm entre 2.000 y 5.000 vueltas. Si las prestaciones son las mismas que las del Vantage 'convencional', entonces alcanza los 314 km/h y acelera de 0 a 100 en 3,7 segundos. 

¿Qué coches de carreras inspiran al Vantage Heritage Racing Edition? Desde el Razor Blade, que corrió en el año 1928, hasta el reciente Vantage GTE, pasando por el Ulster, un modelo que compitió antes de la Segunda Guerra Mundial, el DB3S, el AMR1 y el DBR9, que ganó la clase GT de las 24 Horas de Le Mans en 2007 y 2008.       

Aston Martin no ha informado de disponibilidad ni de precios, así que, si estas interesado, lo mejor es que contactes con algún concesionario oficial lo antes posible.