Lo han llamado Lumma CLR 8S y no es un vehículo apto para todos los públicos.

Hay automóviles que es mejor dejarlos como vienen de serie. Un ejemplo puede ser el Audi Q8 que, sin ser uno de los coches más bonitos de la historia, en su segmento goza de una estética nada despreciable.

Los preparadores alemanes de Lumma Design no parecen estar de acuerdo con esto y, al igual que han hecho con modelos de otros fabricantes como BMW y Mercedes-Benz, le han puesto sus 'señas de identidad' al nuevo todocamino de Audi.

Galería: Lumma CLR 8S: así es el Audi Q8 de Lumma Design

Tomando la denominación de Lumma CLR 8S, este SUV de grandes dimensiones ha ganado una serie de modificaciones visuales importantes, empezando por el diseño general de la carrocería, en la que han trabajado Horst Lumma, el padre de la criatura, y su equipo de taller.

En el exterior, han colocado unos pasos de rueda más anchos, un splitter delantero y un difusor trasero de aspecto más extremo, dos pequeños alerones traseros (nada discretos, por cierto) y una 'pieza' con toma de aire en el capó, que se acerca de forma peligrosa a la moda tuning que tanto éxito tuvo antaño.

Por si esto no fuera suficiente, Lumma Design permite elegir entre un juego de llantas de 22 pulgadas, con un diseño de 10 radios, y otro de 24 pulgadas; este último, terminado en color negro mate. No creemos que, en ninguno de los dos casos, se mejore la dinámica en carretera del todocamino, que ya de fábrica goza de una homologación adecuada en todos los sentidos.

Por el momento, el preparador teutón no se ha pronunciado respecto al coste de sus honorarios, aunque ha asegurado que también dispone de diversas opciones para modificar el habitáculo del Audi Q8, así como para realizar algunos retoques mecánicos, de cara a ofrecer una mejora prestacional del coche.

¿Te atreverías a hacer esto con tu flamante SUV?

Fuente: Lumma Design