La puesta al día de la berlina llegará en otoño de este año y afectará al diseño, los motores y el equipamiento.

A lo largo del verano pasado, la berlina media de Audi recibió un restyling, con unos cambios tan sutiles, que casi era imposible distinguirlo del modelo al que sustituía.

Sin embargo, el 'lavado de cara' que presenta el Audi A4 2020 sí que resulta más profundo. Y no solo por la novedades que trae consigo, también, porque afecta a todas las variantes de la gama: la familiar Avant, las deportivas S4 TDI y la campera allroad quattro (que cuenta con 3,5 centímetros extra de altura libre al suelo).

Como suele suceder con estas actualizaciones, los cambios estéticos se centran en los faros (que pueden ser Matrix LED), la parrilla y las tomas de aire, en el frontal, y en los pilotos y las salidas de escape, en la zaga.

Por supuesto, también hay nuevos colores, como el gris Terra, para sumar una paleta compuesta por doce opciones, y llantas de aleación de nueva factura. 

En el interior, lo más llamativo es la actualización del equipo multimedia, que ahora cuenta con una pantalla más grande; concretamente, de 10,1 pulgadas (antes era de 8,3).

En términos de equipamiento, otra primicia es un sistema que le permite conectarse a la red urbana, para recibir información sobre los semáforos y que el conductor seleccione la velocidad adecuada para irlos encontrando verdes a su paso. Además, una vez detenido en uno de ellos, es capaz de mostrar el tiempo que queda para que pase de rojo a verde y, así, prepararse para reanudar la marcha.

Todos los motores, ya sean de gasolina o ciclo diésel, cuentan con 2,0 litros de cilindrada y están turboalimentados. Entre los primeros, encontramos los 35 TFSI, 40 TFSI y 45 TFSI, con 150, 190 y 245 CV de potencia. Todos cuentan con hibridación ligera Mild Hybrid (MHEV) de 12 V, lo que les otorga el distintivo ambiental Eco de la DGT.

Pasando a los de ciclo diésel, se ponen en liza los 30 TDI, 35 TDI y 40 TDI, con 136, 163 y 190 CV. Dependiendo de la versión escogida, la tracción puede ser delantera o total quattro y la caja de cambios, manual de seis marchas, o automática de doble embrague S tronic, de siete.

Audi A4 2020 (gama completa)

La única excepción son los S4 TDI y S4 TDI Avant, que recurren a un bloque V6, de 3,0 litros y dotado de un compresor eléctrico. En este caso, la potencia alcanza los 347 CV, tienen tracción total en todos los casos y la transmisión automática es la conocida tiptronica, con convertidor de par, de ocho relaciones. En este caso, la hibridación ligera es de 48 V.

El lanzamiento de estos nuevos modelos está previsto para otoño de este año y aún no se han comunicado los precios de la gama