Con este restyling, la versión de altas prestaciones es aún más apetecible...

Entre febrero y marzo, Mercedes-Benz publicó los cambios establecidos en los modelos GLC y GLC Coupé, cuya llegada a los mercados se producirá en el segundo semestre de este mismo año. Ahora, toca descubrir el restyling de la variante AMG 63, destinada a ambos vehículos.

En esencia, la imagen exterior cambia ligeramente, se integra el sistema de infoentretenimiento MBUX y se incorpora al equipamiento de serie el diferencial autoblocante trasero AMG, con control electrónico.   

Si analizamos la parte estética, los faros y pilotos presentan un nuevo diseño, tal y como sucede con los embellecedores trapezoidales de las cuatro salidas de escape. Entre las diferentes llantas de aleación, se añade un nuevo juego de 21 pulgadas, que formará parte del equipamiento opcional.

Asimismo, los clientes dispondrán de un nuevo color exterior, el Gris Grafito metalizado. Si pasamos al habitáculo, nos encontramos con un nuevo volante AMG, dotado de mandos táctiles, así como con el sistema de información y entretenimiento MBUX, con inteligencia artificial y control gestual. 

En lugar de la instrumentación convencional, aparece una pantalla configurable de 12,3 pulgadas, que presenta tres tipos de visualización: Classic, Sport y Supersport, con información de fuerzas G y hasta gráficos de circuitos: curvas, puntos de frenada...

Dicha pantalla se complementa con otro monitor de 10,25 pulgadas, táctil y situado en la consola central, para el sistema MBUX.

Mercedes-AMG GLC 63 Coupé 2019

Además del nuevo tapizado de cuero, con costuras amarillas para generar un contraste cromático, el conductor podrá beneficiarse de un nuevo programa, Smoothness (Suave), en el control dinámico de la conducción AMG DYNAMIC SELECT.

En el caso de la variante S, incorpora de fábrica el paquete AMG Driver's Package, que permite alcanzar los 280 km/h de velocidad máxima.

Mercedes-AMG GLC 63 Coupé 2019

Estos SUV de altas prestaciones siguen impulsándose con el motor 4.0 V8, biturbo, que presenta dos niveles de potencia: 476 y 510 CV, con 650 y 700 Nm de par máximo, respectivamente. En el mejor de los casos, la aceleración de 0 a 100 km/h se completa en tan solo 3,8 segundos. 

La transmisión automatizada multidisco AMG SPEEDSHIFT MCT, con nueve velocidades, el sistema de tracción total 4MATIC+, con reparto variable del par entre los dos ejes, y la suspensión neumática adaptativa continúan ejerciendo de aliados perfectos para la mecánica. 

Mercedes-AMG GLC 63 2019

La adopción del diferencial autoblocante trasero optimiza la dinámica del vehículo, al reducir el deslizamiento de la rueda trasera interior en curvas y mejorar la motricidad al salir de las mismas. 

De momento, no se han anunciado ni los precios ni la fecha de lanzamiento de los Mercedes-AMG GLC 63 y GLC 63 Coupé 2019. Actualmente, las tarifas de acceso son 109.600 y 113.600 euros, respectivamente.

Galería: Mercedes-AMG GLC 63 Coupé 2019