Por si tenías alguna duda, ha destrozado el mejor tiempo de vuelta del circuito americano.

Tal y como sale de fábrica (o salía, porque ya se vendieron todos), el Porsche 911 GT2 RS es uno de los coches más rápidos y efectivos del mundo. Y así lo demostró con una estratosférica vuelta rápida en el circuito alemán de Nürburgring-Nordschleife.

Ahora, para demostrar su polivalencia sobre todo tipo de trazados, el superdeportivo de Porsche se ha propuesto batir el récord de la pista americana de Road Atlanta, para vehículos de producción. Y por supuesto (ojo, alerta de spoiler), lo ha conseguido, con un tiempo de 1:24.88, que ha pulverizado el tiempo anterior del Chevrolet Corvette ZR1, con 1:26.45

'

Como curiosidad, diremos que el encargado de conseguir las dos plusmarcas fue el mismo piloto: Randy Pobst. Una coincidencia interesante...

Dicho esto, en el vídeo que encabeza la noticia, tienes un interesante resumen de la jornada en la que se consiguió el récord, con cámaras interiores y exteriores, mientras que en el clip que hay justo sobre estas líneas, puedes ver la vuelta completa desde la toma on board, con todo tipo de gráficos: velocidad, ángulo de giro del volante, marcha insertada...

Galería: Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba

"Estamos encantados de batir el récord de vuelta, para coches de producción, en un circuito que está a apenas 100 kilómetros de nuestra sede en Estados Unidos. Road Atlanta es una pista especial para nosotros, donde Porsche guarda buenos recuerdos, como la victoria con el 911 RSR en Petit Le Mans en 2015 ", comentó el Presidente y CEO de Porsche Cars North America, Klaus Zellmer.

Porsche 911 GT2 RS: récord Road Atlanta

Visto desde fuera, el 911 GT2 RS demuestra ser una máquina tremendamente precisa, en la que parece no ser un coche demasiado exigente de conducir. 

Sin embargo, en la toma interior, la cosa cambia. Ahí es donde se aprecia bien el trabajo del piloto, para mantener el coche en su sitio. Seguro que más de uno de vosotros os cambiabais por él encantados...