El SUV alemán anuncia una autonomía eléctrica de hasta 110 kilómetros.

El mercado chino suele ser el escenario escogido por las marcas europeas para lanzar coches que, raramente, podremos conducir alguna vez. Sin duda, ese es el caso de este SUV tan especial, que recibe el nombre de BMW X1 xDrive25Le.

Porque si un X1 híbrido enchufable, como el que se comercializa en China, no sería para nada descabellado, ese mismo modelo, pero con batalla extendida, sí que está fuera de todo plan de negocio europeo. 

Con su presentación prevista para el próximo salón de Shanghai, anuncia una autonomía eléctrica de 110 kilómetros... en ciclo NEDC. Lo que significa que, con el más realista WLTP, será bastante menor.

Desarrollado sobre el modelo equivalente de batalla corta, en cualquier caso, la marca se enorgullece en afirmar que el consumo medio es un 72% más bajo que antes. En el caso del modelo que se vende en Europa (en la galería de abajo), el gasto de combustible de la gama oscila entre los 4,3 y los 5,8 litros cada 100 kilómetros.

Nuevo paquete 'energético'

El X1 PHEV esconde una nueva batería de iones de litio de mayor capacidad, que apenas aporta 2,5 kilos extra al peso del conjunto.

Dicho esto, la unidad eléctrica, encargada de mover el eje posterior, trabaja en conjunto con un motor turboalimentado de gasolina, con 1,5 litros y tres cilindros, que impulsa el tren delantero.

En total, el sistema genera una potencia combinada de 231 CV, con un par máximo de 383 Nm. Respecto al cambio, se opta por una transmisión automática, de seis velocidades, que asegura una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos.

Para finalizar, diremos que el modelo se fabricará en la planta de BMW Brilliance Automotive, en Tiexi (China).