Infórmate bien de lo que no puedes hacer mientras conduces, porque el desconocimiento de las normas no te exime de ser sancionado.

No es la primera vez que alguien pone el grito en el cielo porque le han puesto una multa que considera injusta, bien porque desconoce que está tipificada como sanción o, por qué no decirlo, debido a que en muchas ocasiones hay normas o prohibiciones que pueden no siempre ser lógicas o racionales para según qué conductores.

Dicho esto, paso a enumerar sanciones que han empezado a tenerse más en cuenta por las autoridades o que antes no eran motivo de multa y ahora sí, además de algunas de las más habituales, a modo de recordatorio.

Galería: Jeep Wrangler de los Carabinieri italianos

Las sanciones más habituales

Si eres el típico conductor ejemplar, lo más seguro es que estas normas las respetes siempre. Por eso, no será necesario recordar que es motivo de multa superar los límites de velocidad, distraerse con el teléfono móvil (200 euros y pérdida de seis puntos), saltarse un semáforo en rojo, no usar correctamente el cinturón de seguridad o las sillas de retención infantil (200 euros y tres puntos del carné de conducir), conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas y aparcar de forma indebida (hasta 200 euros, para esto último).

Radar velocidad

Otras multas que ya deberías conocer

En este apartado, te vamos a informar de aquellas acciones o maniobras en carretera que ya deberías saber que son motivo de castigo, pero que no son tan repetidas por los conductores.

Hablamos de llevar a más ocupantes de los permitidos en el coche (hasta 500 euros de multa, retirada de cuatro puntos y de tres meses el carné), frenar de forma temeraria (500 euros y seis puntos menos), parar el coche sin justificación alguna, arrojar objetos desde el vehículo y adelantar a ciclistas poniendo en riesgo su integrad o la de cualquier otro usuario de la vía

Pero también, no respetar la distancia de seguridad con el vehículo que llevamos delante (200 euros y hasta tres meses de retirada del carné, si hay algún agravante), no utilizar los triángulos y el chaleco reflectante cuando procede, circular en un coche sin la ITV pasada, sin luces, deslumbrando o con el carné de conducir caducado (200 euros).

En el caso de que le des ráfagas a otro automóvil, la multa es de 80 euros.

Ciclista

Sanciones que te pueden pillar por sorpresa

Estamos hablando de algunas bastante lógicas, y otras no tanto, pero que debes tener en cuenta, porque puedes estar jugándote tu dinero y los puntos de tu permiso de conducir, sin ser consciente de ello.

Por ejemplo, maquillarte, comer o leer el periódico suponen una multa similar a la del uso del teléfono móvil; incluso, aunque estés parado en un semáforo. Lavar tu coche o repararlo en la vía pública no es una buena idea y te arriesgas a castigos económicos de hasta 3.000 euros.

Ir a la playa o a la piscina cuando aprieta el calor es más que recomendable, pero cambia de calzado para conducir, porque la multa por usar chanclas puede alcanzar los 200 euros (lo mismo ocurre con los tacones). Llevar la matrícula sucia, desgastada o en mal estado te puede suponer un desembolso de 200 euros, lo mismo que repostar sin apagar el vehículo o sin desconectar la radio o las luces.

Luces

Si eres de llevar al música excesivamente alta, cuidado porque te puede quedar sin hasta 2.400 euros de tu cuenta corriente. Tampoco corren buenos tiempos para los que son de claxon ‘fácil’, porque esta acción injustificada está penada con 80 euros. Para vender tu coche, mejor recurre a profesionales o páginas de compra-venta, porque poner el cartel de ‘Se vende’ en las ventanillas del automóvil está castigado con hasta 200 euros. Lo que sí debes tener puesta es la pegatina de la ITV que corresponda y "se colocará en el ángulo superior derecho del parabrisas por su cara interior", tal como dicta el Reglamento General de Vehículos. En ningún caso puedes llevar más de una. De lo contrario, te pueden poner una multa de hasta 100 euros. 

Por último y no menos importante, deberías saber que conducir con el abrigo puesto también es sancionable (200 euros), así como llevar el depósito del limpiaparabrisas vacío (80 euros) o llevar hielo en el parabrisas (200 euros) y salpicar a los viandantes al pasar por una zona encharcada cerca de la acera (600 euros).