El clásico alemán, potenciado a 1.300 CV, alcanzó los 347 km/h.

Cualquiera que haya conducido sobre hielo, incluso con los mejores neumáticos de nieve, sabe que mantener el coche en posición recta es todo un desafío. Por eso, este registro ha llamado especialmente nuestra atención, más que cualquier otro que hayamos visto recientemente.

Durante el evento anual Swedish Speed Week, en Årsunda, Suecia, Buldre Racing Team rompió el récord mundial de velocidad sobre hielo, con una media de 341 km/h y una punta de 347. ¿Con qué coche lo logró? Con un BMW M3 E30 muy especial...

El deportivo, uno de los más emblemáticos en la historia de la marca alemana, es una auténtica leyenda, gracias a su motor tetracilíndrico derivado de las carreras, con 2,3 litros y 215 CV. Además, la gama incluyó la serie especial Sport Evolution, como el modelo que puedes ver abajo, que alcanzaba los 238. 

BMW M3 E30... con motor Toyota 2JZ

Muchos entusiastas creen que cualquier BMW digno de récord debería tener un bloque de seis cilindros en línea. Al parecer, Buldre piensa lo mismo... pero este no es un motor de la firma germana. Es un Toyota 2JZ igualmente legendario, potenciado a 1.300 CV. Huelga decir que la turboalimentación está detrás de esta increíble cifra de potencia.

El vehículo poseedor del anterior récord también fue obra de Buldre Racing Team. Se trataba de un Audi S4 Avant (B5), que promedió 325 km/h, 16 menos que el BMW, en la misma localización sueca.

Ahora solo queda que disfrutes del vídeo y compruebes la pericia del piloto para mantener bajo control al vehículo en unas condiciones críticas... y a una velocidad brutal. Desde luego, es mucho más difícil de lo que las imágenes muestran.   

Fuente: Buldre Racingteam, vía YouTube