El primer todocamino del fabricante británico ultima su fase de pruebas, antes de su presentación oficial.

Los primeros fabricantes en anunciar sus todocaminos han sido Bentley, Rolls-Royce y Lamborghini, en breve les seguirá Ferrari y, para finalizar, Aston Martin tiene bastante avanzado su futuro DBX, tal y como podemos ver en el vídeo que acompaña a esta noticia.

Las previsiones apuntan que será el próximo año el elegido para la comercialización de su primer SUV, motivo por el que podemos ver con tanto camuflaje a las unidades de pruebas.

Sin embargo, eso no impide que se pueda intuir, claramente, la estética del vehículo británico; en este caso, rodando sobre un circuito de pruebas nevado en Suecia, tal y como demuestran las imágenes oficiales facilitadas por la propia marca.

Galería: Aston Martin DBX prototipo de pruebas sobre la nieve

A pesar del valor del vídeo y de las imágenes proporcionadas por Aston Martin, lamentablemente, la firma anglosajona no ha facilitado mucha más información añadida, salvo que las pruebas realizadas sobre la nieve sueca estaban encaminadas a comprobar el funcionamiento del vehículo en una climatología muy fría y adversa.

Dada la importancia de este vehículo dentro del catálogo de producto de Aston Martin, la marca mantiene con bastante celo los datos técnicos definitivos del vehículo.

Respecto al motor, se especula con que el elegido sea el 4.0 V8 que utilizan otros modelos de la casa y que, para la ocasión, podría estar asociado a un sistema híbrido. Por el momento, tampoco podemos descartar la adopción del bloque V12, aunque parece menos probable que la alternativa híbrida venga de la mano del V8.

Aston Martin DBX en Suecia

Dicho todo lo anterior, el Aston Martin DBX se presentará a finales de este año y entrará en producción, en 2020, en la factoría galesa de St. Athan.