Vive en la ciudad norteamericana de Houston y ha remodelado su casa para acomodar al precioso superdeportivo.

Destacar la exclusividad de un McLaren Senna no resulta demasiado complicado. Teniendo en cuenta que hablamos de un vehículo reservado para un puñado de privilegiados, las posibilidades de verlo o conducirlo pueden reducirse a una simple partida de videojuego.

Sin embargo, algunos afortunados como Nick, el protagonista del video que acompaña a esa noticia, tienen la suerte de poder disfrutar a diario del superdeportivo británico. 

Galería: McLaren Senna 2018: Primera prueba

En muchas ocasiones, hemos podido ver a través de la pantalla de nuestro ordenador a la estrella de YouTube, Supercar Blondie, hablando sobre superdeportivos de diversa índole y nacionalidad. En este caso, la rubia presentadora se ha desplazado hasta Houston, Texas, para conocer al dueño de un McLaren Senna y descubrir cómo es el día a día de Mick con el flamante purasangre inglés.

Nick nos enseña su hermoso McLaren Senna, pintado en azul y naranja, en un claro guiño a los colores originales del equipo Gulf. También sabemos, gracias al video, que adquirió una antigua casa con la intención de reformarla.

Lo curioso de la situación es que Nick ha tenido en cuenta por encima de cualquier otro aspecto, a la hora de diseñar esa obra, el acceso para sus vehículos y el lugar elegido para guardarlos. Con un espacio pensado para dos vehículos, en las imágenes solo advertimos la presencia del McLaren Senna, en lo que podría ser, perfectamente, el salón comedor de cualquier vivienda unifamiliar.

McLaren Senna 2018: primera prueba

La elección de los colores del Senna no es una casualidad. Nick es un fanático de esa combinación de tonos, ya que también posee un Ford GT con la carrocería vestida con el mismo esquema cromático.

Sabemos que McLaren buscó la aprobación de Gulf para usar el color, pero no fue posible y como solución se optó por una segunda tonalidad, mezclando el azul balear, con detalles en naranja. No es idéntico a la imagen clásica de los vehículos de Gulf, pero se parece bastante.

Obviamente, aunque se trata de una casa amplia, circular con el vehículo por el interior requiere de cierta destreza. Pero Nick lo tiene claro. Afirma que siempre fue un sueño para él, poder disfrutar de su coche aparcado en el salón de su casa. Ahora, Nick parece más cerca de poder materializar ese sueño de su infancia, por extravagante que parezca.

Fuente: Supercar Blondie, vía YouTube