La marca de los chevrones ha sido la última en llegar a la categoría, aunque lo hace con un vehículo atractivo por varios aspectos.

Aunque muchos consideren un aspecto negativo ser el último en llegar a un segmento del mercado tan competido como el de los todocaminos compactos, lo cierto es que ese argumento se puede revertir, alegando que tu producto llega para mejorar las debilidades del resto de rivales o especializarte en los puntos fuertes que te hace diferente al resto.

Esto último es lo que ha sucedido con el fabricante de los chevrones y su SUV más grande del catálogo actual de producto. Efectivamente, hablamos del Citroën C5 Aircross 2019, por si todavía no lo habías adivinado.

Galería: Teaser Citroën C5 Aircross 2019 prueba en video

La carrocería del modelo galo mide 4,50 metros de longitud y comparte la plataforma EMP2 con su primo, el Peugeot 3008. Sin embargo, a diferencia de él, el C5 Aircross ofrece una serie de virtudes que lo hacen diferenciarse del resto. Empezando por la estética, donde el SUV francés apuesta por una línea muy personal y transgresora, reproduciendo códigos estilísticos adelantados por el C3 Aircross y que emanan del concept car Aircross, nacido en 2015.

Al margen de la imagen, el C5 Aircross pretende reivindicarse como el SUV más cómodo y práctico de la categoría. Para ello, apuesta por un interior amplio y modular, con una banqueta trasera capaz de deslizarse longitudinalmente y modificar la capacidad del maletero, de los 580 litros iniciales hasta unos magníficos 720 litros.

Los asientos traseros individuales aseguran una óptima comodidad, incluso para tres adultos, algo que en la actualidad no se suele dar con mucha frecuencia.

Teaser Citroën C5 Aircross 2019 prueba en video

Otro de los aspectos en los que Citroën ha incidido de manera acertada es apostando por una sistema de amortiguación específico, denominado 'Progressive Hydraulic Cushions' y desarrollado por el especialista Kayaba, que asegura un elevado nivel de comodidad al conductor y los ocupantes.

Por resumirlo de una forma sencilla, los amortiguadores son capaces de adaptar su funcionamiento, en función de las irregularidades del terreno. Gracias a unos tacos dinámicos internos, el amortiguador ofrece un funcionamiento más progresivo en las fases de mayor extensión, mientras que en condiciones normales, garantizan más suavidad de la habitual. Una tecnología que está incluida de serie en toda la gama.

Teaser Citroën C5 Aircross 2019 prueba en video

Y como buen todocamino, el C5 Aircross ofrece el sistema de tracción avanzado Grip Control, que en opción, se puede completar con unos neumáticos M+S. Gracias a este sistema y al control de descenso de pendientes, el modelo francés asegura mucha seguridad en las pequeñas excursiones alejadas del asfalto.

Asimismo, la extensa oferta mecánica, turboalimentada en todos los casos, puede estar asociada a la transmisión manual de seis velocidades o a la automática con convertidor de par EAT8, de ocho velocidades. De esta forma, tanto los propulsores de gasolina como los de ciclo diésel consiguen dar respuesta a un amplio abanico de clientes.

Si el Citroën C5 Aircross ha conseguido despertar tu curiosidad, te invito a ver nuestra próxima prueba en vídeo