Desde luego, parece más probable disfrutar del trayecto que del destino...

Hasta llegar a este punto, hemos conocido cientos de preparaciones de campers, llamadas a llevar a cabo expediciones increíbles, a lo largo y ancho de todo el mundo. Vehículos capaces de enfrentarse a todo tipo de terrenos y situaciones complicadas, mientras portan a bordo las comodidades del hogar.

Muchas de estas transformaciones toman como base modelos de Mercedes-Benz. Concretamente, los camiones Unimog, una plataforma más que fiable, con casi siete décadas de experiencia a sus espaldas, pero con una pequeña gran pega: su tamaño. Pero además de ser gigantesco, también tiene otro problemilla: su conducción en carretera no es especialmente dinámica.

Echando un vistazo al catálogo de Orangework, una compañía con sede en Alemania, podemos encontrar esta autocaravana todoterreno, algo más manejable que un Unimog. Sobre un Mercedes-Benz Clase G (un G 350, para ser exactos), el Lennson 3C es una auténtica casa rodante. 

Bajo la carrocería amarilla, se esconde un vehículo con 60 centímetros extra de distancia entre ejes y 465 milímetros de altura libre al suelo, dotado de un sistema de autoinflado de los neumáticos. Así que además de práctico, parece que también es imbatible en campo.

Con todas las comodidades

En el interior, una puerta separa a los pasajeros del puesto de mandos del afortunado conductor y, al final del día, la sala de estar se puede transformar en dormitorio. La caravana en sí está fabricada en una sola pieza, de fibra de vidrio o carbono (a elegir por el cliente). Por supuesto, no faltan una cocina completa ni un baño con ducha y agua caliente (puede transportar hasta 100 litros). 

Puede que el color amarillo le dé un toque de autobús escolar americano un tanto excéntrico, pero parece que sus cualidades fuera del asfalto son de las mejores que hayamos visto en un camper últimamente. Si encima, llegar al destino es divertido, estamos seguros de que valdrá cada euro de lo que cueste...

Fuentes: Orangework y Explorer Magazin, vía YouTube