Una de las razones del éxito de este nuevo compacto está siendo su atrevida imagen.

Uno de los coches más esperados del año, el Mazda3 2019, ya es una realidad. Con un precio de partida de 23.415 euros y una gama mecánica con opciones de entre 116 y 181 CV de potencia, puede escogerse con dos carrocerías: 5 puertas y Sedán.

Este compacto, que marca la línea que seguirán los nuevos modelos de la marca hasta el año 2025, también anuncia una oferta dividida en tres acabados, Origin, Evolution y Zenith, y compuesta por opciones de tracción delantera o total y con cambio automático o manual. 

Aprovechando su primera aparición pública en España, en su puesta de largo en Madrid, hemos tenido la oportunidad de conocerlo de la mano de Jo Stenuit, director de Diseño de Mazda Europa.

Galería: Mazda3 2019

Mazda3 2019 5 puertas, así es su diseño

Con los focos centrados en la versión de 5 puertas, el responsable de diseño de la marca empieza hablando de ella. "Es un vehículo que destila emoción pura. En el modelo anterior eran muy importantes las líneas que unían los pasos de rueda. En esta ocasión, hemos cambiado. Hay un nuevo movimiento, que se desplaza desde la parte delantera y se va abriendo en la zaga, para darle al coche una gran presencia, realmente firme sobre la carretera. Es como si la parte trasera estuviera empujando todo el coche hacia adelante", afirma.

Mazda3 2019
Mazda3 2017

Y continúa: "Otro elemento que resulta fundamental en la segunda generación del lenguaje KODO son los reflejos. A la luz del día, es posible darse cuenta de cómo brilla el coche. La nueva manera de conformar el lateral hace que se pueda reflejar el movimiento del vehículo de una manera completamente diferente a la manera en que lo hacen el resto de coches".

"Este nuevo diseño hace que, a partir de ahora, pensemos en todas las superficies del vehículo en función de los reflejos que generen esas superficies", comenta Stenuit.

Mazda3 2019
Mazda3 2017

La importancia del frontal

Sin duda, el frontal es uno de los puntos que marca el ADN de este modelo. Así lo ve Stenuit: "Se aprecia la pureza en las líneas que buscamos con este diseño. Todo ha sido simplificado, parece que falte algo, pero no, es algo que hemos buscado. Esta simplicidad de líneas la usamos para hacer hincapié en la pureza del diseño". 

"También hay unos nuevos faros, que le dan un carácter muy especial al coche, con una presencia muy marcada y unos detalles circulares", apunta el diseñador belga. 

Mazda3 2019
Mazda3 2017

Mazda3 Sedán 2019, ligeras diferencias

"En el caso del Sedán, sigue la misma filosofía de diseño, aunque es un vehículo mucho más alargado, con una emoción más elegante, más madura", analiza Stenuit.

"Los reflejos laterales siguen la misma filosofía, aunque en la parte delantera hay algunos detalles en los que se aprecian ciertas diferencias, como el emblema, que en este caso es cromado brillante (en lugar de cromado oscuro)", apunta.

Mazda3 2019

Interior sin elementos superfluos

En el habitáculo también destaca la simplicidad de las formas, "una simplicidad arquitectónica perfectamente calculada, en la que solo aparecen los elementos imprescindibles para la conducción, nada más".

"Hemos querido despejar el habitáculo y vemos claramente que la posición del conductor es perfecta. Y, siguiendo con nuestro principio del Jinba Ittai, esa unión entre el coche y su conductor, todo el diseño ha llevado a una alineación perfecta de los elementos de conducción".

Y finaliza: "Hemos utilizado los mejores materiales disponibles, con cuero de primera calidad, pespuntes finos, elementos cromados y detalles y acabados en Piano Black".

Mazda3 2019
Mazda3 2017

Galería: Mazda3 2019 vs. 2017