La puesta al día del coupé japonés actualiza su imagen, reduce la potencia y estrena una nueva versión deportiva.

Siguiendo la línea marcada por la gama RC 'convencional', actualizada durante el pasado salón de París, ahora, le llega el turno a la variante más prestacional: el Lexus RC F 2020.

Afortunadamente, mantiene su principal seña de identidad, el motor atmosférico de gasolina 5.0 V8, aunque hay que pagar un peaje para seguir disfrutándolo: una reducción de la potencia hasta los 457 CV (antes, entregaba 477).

Si los cambios en la parte mecánica te han dejado un poco frío, te diremos que también han llegado a otras áreas, centradas en la puesta a punto y la aerodinámica, pero también, se han traducido en la introducción de un nuevo control de arrancada o unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4S, de desarrollo específico.

Lexus RC F 2020: menos peso, mejor rendimiento

En lo que a imagen se refiere, el modelo presentado en el salón de Detroit muestra una imagen ligeramente renovada, con pequeños cambios, que se aprecian en las luces de conducción diurna, el diseño de la parrilla y los grupos ópticos posteriores.

Bajo la carrocería, la nueva puesta a punto llega a la dirección y la suspensión, pero también a los soportes del motor o la transmisión automática, que sigue ofreciendo ocho velocidades, pero cuenta con un desarrollo final más elevado. Si le sumamos la incorporación del Launch Control, es capaz de acelerar de 0 a 100 en apenas 4,5 segundos.

Todo, acompañado por un profundo trabajo, en busca de reducir el peso. En este sentido, se han añadido componentes de aluminio en el esquema de la suspensión, simplificado el colector de admisión y reducido el tamaño del compresor del aire acondicionado. 

Lexus RC F Track Edition 2020

Lexus RC F Track Edition 2020, afinado al máximo

Presentado como un serie de producción limitada, el RC F más deportivo se ha construido sobre la experiencia de los equipos de competición de Lexus en los campeonatos Super GT (Japón) e IMSA (Estados Unidos). 

Entre las mejoras de esta versión de alto rendimiento, aparecen numerosos elementos construidos en carbono, como el capó, la toma de aire delantera, el techo o el alerón posterior fijo (en la versión estándar, es activo). Este último elemento es capaz de generar un apoyo aerodinámico extra de 26 kilos.

También se consigue reducir el peso del conjunto, entre 70 y 80 kilos, centrándose en las masas no suspendidas, lo que potencia el dinamismo de un conjunto que se remata con detalles como el equipo de frenos carbocerámico Brembo y las llantas de aleación BBS.

Con el comienzo de la producción previsto para marzo de este año, quedan por conocer dos datos esenciales: los precios de ambos modelos y el momento en el que llegarán a nuestro mercado.

Galería: Lexus RC F Track Edition 2020