El protocolo por alta contaminación ha pillado desprevenidos a los conductores... y dado mucho trabajo a la Policía Municipal.

El pasado miércoles fue un día un tanto caótico en las calles de Madrid, así como en su principal vía de circulación, la M-30.

A fin de cuentas, además del ya de por sí congestionado tráfico de la hora punta, la huelga de Metro, la niebla y la lluvia, se unió una nueva variable: el escenario 2 del Protocolo por alta contaminación del Ayuntamiento.

En esencia, esta medida restringe la circulación de todos los vehículos sin etiqueta ambiental de la DGT por la mencionada M-30, así como todas las calles que quedan en su interior, al tiempo que se prohibe estacionar en las plazas del SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) de 9:00 a 21:00 horas, salvo para los coches con distintivo CERO o ECO.

Calles de Madrid, Gran Vía

A río revuelto... ganancia del consistorio

Según una información publicada por El Mundo, en la que se ha consultado a fuentes de la Policía Municipal, durante la jornada del miércoles se abrieron 6.932 expedientes sancionadores relacionados con el escenario 2.

Entre los conductores que circulaban sin distintivo ambiental, hubo 610 multas, con un importe de 90 euros. Recordemos que en esta categoría de vehículos se agrupan los coches con motor de gasolina anteriores al año 2000, los diésel de antes de 2006 y las motos matriculadas previamente a 2003.

Calles de Madrid, parquímetro

La segunda fuente de sanciones vino del incumplimiento del límite de velocidad especial en la M-30, 70 km/h en lugar de los tradicionales 90, por el que se vieron sorprendidos 761 conductores. 

Sin embargo, la infracción más cometida fue estacionar en las zonas reguladas mediante parquímetros, con 5.561 coches saltándose la prohibición.

Fuente: El Mundo

Galería: Calles de Madrid