Con esta medida, el ministerio trata de fomentar su uso y aumentar los ingresos de los peajes.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sigue dando titulares en materia de seguridad vial y movilidad. En este caso, anunciando que el Gobierno reducirá el precio de las autopistas rescatadas una media de un 30%, a partir del próximo 15 de enero de 2019. 

Así, mientras que el resto de vías de peaje aplicarán la tradicional subida de precios anual (algo superior al 1%), las vías quebradas, que fueron agrupadas en la SEITT (Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre), buscarán aumentar su tráfico de cara a conseguir mayores ingresos por el pago de los peajes.

En busca de la sostenibilidad

Tras dejar abierta la puerta al pago por uso de las autovías, esta es la primera medida del Ejecutivo que se llevará a cabo. Según palabras del propio ministro Ábalos, existe la necesidad de “avanzar en la reflexión que tenemos pendiente sobre cómo garantizar la sostenibilidad, mantenimiento y mejora de nuestro modelo viario”.

Del mismo modo, se refirió a la política de seguridad, en lo que a infraestructuras de la red de carreras del Estado se refiere. Un tema candente, tras darse a conocer que 66 puentes y pontones presentan problemas graves de seguridad.

“La inversión en mantenimiento y conservación es una de las prioridades del Ministerio”, comentó Ábalos, y continuó: "La inversión entre junio y noviembre ha crecido este ejercicio un 60% respecto al mismo periodo del año pasado, con un total de 4.204 millones de euros".

Autopista peaje AP-6

¿A qué vías afecta el descuento?

Dentro de la SEITT se agrupan ocho vías de peaje rescatadas, como son la Circunvalación de Alicante AP-7, la AP-7 Cartagena-Vera, las Radiales R2, R3, R4 y R5 de Madrid, la Autopista Eje-Aeropuerto (también en la capital) y la AP-36 Ocaña-La Roda.