Durante la última campaña de vigilancia de la DGT, ha sido la infracción más frecuente, con 7.491 sanciones en una semana.

Durante la última campaña de vigilancia puesta en marcha por la DGT (Dirección General de Tráfico), que se ha llevado a cabo entre los pasados 5 y 11 de noviembre, 380.117 vehículos han sido controlados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Ahora, la entidad ha dado a conocer los resultados, que arrojan cifras preocupantes. Durante ese periodo, los agentes han denunciado a un total de 18.538 conductores, que circulaban incumpliendo la normativa de Tráfico y Seguridad Vial.

El objetivo, según fuentes de la DGT, ha sido controlar el comportamiento de los usuarios en las vías convencionales, sin separación física de ambos sentidos de la circulación. Carreteras que, a pesar de contar con una menor densidad de tráfico, concentran mayores porcentajes de siniestralidad.

Radar velocidad

Las sanciones por velocidad, al alza

Entre los datos que arroja la campaña, el peor, es el referido al incumplimiento de los límites de velocidad. En concreto, 7.491 conductores fueron multados por superar la cifra establecida en la vía. 

Sorprendentemente, justo por detrás, se sitúan las denuncias por no llevar o no tener al día la documentación, con 1.605 expedientes, y por moverse con vehículos con deficiencias técnicas importantes, con 1.141 conductores multados y 38 coches inmovilizados.

Radar velocidad

Igualmente preocupante resulta que 1.129 personas viajaran sin cinturón, 74 menores lo hicieran sin los sistemas de retención adecuados o que 53 usuarios de vehículos de dos ruedas no llevaran casco. Respecto al alcohol, 794 conductores dieron positivo en las pruebas pertinentes, frente a los 694 que lo hicieron por drogas.

Tampoco faltan las distracciones al volante, con un total de 1.017 multas, de las que 751 corresponden al uso del teléfono móvil. El informe lo cierran 277 conductores que realizaron adelantamientos antirreglamentarios y 298 que no respetaron las señales de stop o ceda el paso.