Este 'one-off' supera lo que parecía difícil de mejorar...

¿Cómo se puede mejorar el magnífico McLaren 720S? De serie, se encuentra entre los superdeportivos más bellos y rápidos del mundo, pero el departamento McLaren Special Operations (MSO) ha decidido darle una vuelta de tuerca con este 'one-off'.

A todos aquellos que consideran que el color naranja del coche resulta demasiado llamativo, atentos a la pintura gris oscura Sarthe Grey aplicada, junto con las inserciones de color rojo Vermillion Red, porque le sientan como un guante... y le permiten circular con algo más de sigilo. De ahí precisamente el nombre, Stealth (Sigilo) Theme.    

Esa combinación cromática también se encuentra en las llantas aligeradas de diez radios y en el habitáculo, donde el color rojo se aplica en el salpicadero, las asientos y las puertas. 

El McLaren MSO 720 Stealth Theme fue configurado por un cliente, a través del concesionario oficial de la marca británica en Londres. El afortunado propietario aprovechó al máximo el programa de personalización del MSO y logró su objetivo: homenajear al McLaren F1 GTR, ganador de Le Mans en el año 1995. 

Si analizamos más en detalle este vehículo, disfruta del Performance Package, por lo que incluye varias inserciones de fibra de carbono en las tomas de aire delanteras, las cubiertas de los retrovisores y el difusor trasero. Por lo tanto, no es 'solo' un 720S con una pintura específica. De hecho, los aditamentos exteriores en color rojo fueron pintados a mano, en un proceso que duró alrededor de 200 horas. 

El McLaren MSO 720S Stealth Theme no se ha potenciado, pero no parece necesario incrementar los 720 CV que se extraen del motor 4.0 V8, biturbo, que también entrega 770 Nm. No en vano, el coche es capaz de acelerar de 0 a 100 en 2,9 segundos y de alcanzar 341 km/h. Bendito dinero...