Al contrario de lo que indicaban los rumores, parece que el nombre final será DBX y no Varekai.

La firma británica se meterá en el barro dentro de poco, literalmente, entrando de lleno en el segmento de los todocaminos. ¿Cuándo? Pues exactamente, en el último trimestre del próximo año, cuando el Aston Martin DBX llegue al mercado. 

Antes de llegar a ese punto, el primer SUV del fabricante sigue adelante con su fase de pruebas, antes de entrar en la línea de producción de su nueva factoría galesa. 

El DBX ya ha 'quemado' su fase de desarrollo en el simulador, por lo que el fabricante ya ha podido ensamblar los primeros prototipos físicos. Todo, para empezar con los test en el mundo real, en los alrededores de las instalaciones de St. Athan, en el Valle de Glamorgan (País de Gales).

Programa de pruebas por todo el mundo

Cubierto con el tradicional camuflaje de la marca (mucho más llamativo que el clásico blanco y negro), el Aston Martin DBX deja ver un carrocería de cinco puertas... a diferencia del prototipo presentado en el salón de Ginebra de 2015, que era de tres. 

En cualquier caso, esta mula de pruebas no muestra el aspecto definitivo, en ningún caso, ya que muestra unos pilotos muy sencillos, le faltan los tiradores de las puertas traseras...

Teasers Aston Martin DBX (fotos oficiales)

Para seguir con la puesta a punto, de un modelo que debería ser tan dinámico como capaz fuera del asfalto, Aston Martin ha anunciado un programa de desarrollo que incluirá todo tipo de entornos hostiles, como los tórridos desiertos de Oriente Medio o tan fríos como el Círculo Polar Ártico.

Eso sí, también se dejará ver en las veloces autopistas alemanas y en el circuito de Nürburgring, así como pruebas en altitud en distintos pasos alpinos. Del mismo modo, tienen a su disposición unas completas instalaciones en el trazado británico de SIlverstone.

Galería: Teasers Aston Martin DBX (fotos oficiales)