Tras el caos de la última gran nevada en la AP-6, donde quedaron atrapadas miles de personas, el Ejecutivo ha elevado las sanciones hasta los 300.000 euros.

Si recuerdas bien, durante los pasados 6 y 7 de enero, una nevada sorprendió a miles de conductores en las autopistas de peaje AP6, que une Guadarrama (Madrid) y Adanero (Ávila), y AP-51, entre Villacastín (Segovia) y Ávila. En total, se calcula que unos 3.000 coches quedaron atrapados.

En cierto modo, también pilló con la guardia baja a la concesionaria, Abertis, y sus dos filiales, Iberpistas y Castellana de Autopistas, que no garantizaron que se pudiera circular... mientras que en las alternativas 'gratuitas', gestionadas por Fomento, la situación fue de mayor normalidad.

Recordemos que, en algunos casos, hubo gente que estuvo atrapada cerca de 18 horas, y que fue necesaria la intervención de la UME (Unidad Militar de Emergencias) de cara a solucionar la situación. 

En aquel momento, el caos se saldó con una sanción de 1.200 euros, en virtud de la Ley de Autopistas, por incumplir el contrato establecido, en virtud de la obligación de conservar las vías en perfectas condiciones de utilización. Una cantidad que se repartió en 300 euros diarios, para cada una de las dos entidades involucradas.

Autopista peaje AP-6

El Gobierno anuncia nuevas sanciones

Ahora, para tratar de que la situación no se repita, el Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha puesto en marcha, aumentando el importe de las sanciones, contempladas en la Ley de Carreteras. 

Para ello, mediante un real decreto, se ha aprobado multiplicar por 20 el importe máximo de las multas, que ahora se mueven en una horquilla de entre 15.000 y 300.000 euros. Recordemos que, hasta el momento, el importe máximo que se podía imponer era de 15.000 euros.

Según declaraciones del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la medida aprobada por el Consejo de Ministros era necesaria, ya que los importes a pagar por las concesionarias no se correspondía con el daño que producía a los usuarios.