El propulsor turbodiésel, de origen Hyundai, está ubicado debajo de la segunda fila de asientos.

Si eres un amante de la naturaleza y de perderte con tu todoterreno en el bosque, pero estás cansado de los Jeep Wrangler o Toyota Land Cruiser, te enseñamos un vehículo que no te dejará indiferente.

Se llama Technoimpulse Rocket Z y se fabrica en Rusia. Para ser más concretos, su nombre exacto es Rocket Z 210-91, te diremos que equipa una mecánica turbodiésel, ubicada en posición central, y que puede transportar a nueve ocupantes... hasta el fin del mundo. El precio arranca en los 5,6 millones de rublos, que en euros vienen a ser, aproximadamente, 74.400 euros.

Technoimpluse Rocket Z

Technoimpulse Rocket Z, todoterreno extremo con motor Hyundai

El todoterreno ruso, de carrocería cuadrada, equipa un bloque turboalimentado, de ciclo diésel, con cuatro cilindros y 2,5 litros de cilindrada. Originario de Hyundai, desarrolla una potencia de 82 CV y 230 Nm de par motor.

Obviamente, no hablamos de unas cifras descomunales, pero asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades, el Rocket Z se mueve con dignidad. La autonomía está asegurada gracias a dos depósitos de combustible, con una capacidad de 100 litros cada uno.

Por su parte, el sistema de tracción integral, con bloqueo de los diferenciales y una reductora con dos velocidades, asegura poder transitar por los terrenos más complicados. Además, un sistema de inflado automático de los neumáticos permite circular por cualquier escenario imaginable.

El rocoso Rocket Z 210-91 tiene unas proporciones dignas de mención. Gracias a unos voladizos extremadamente cortos, los ángulos de ataque y de salida son de 52 grados y la distancia libre de la carrocería al suelo es de 600 milímetros. Sin contar con los espejos, el todoterreno ruso tiene una anchura de 2,49 metros, por 4,89 metros de longitud.

Technoimpluse Rocket Z

En el interior, nos encontramos con una distribución de asientos peculiar, ya que el del conductor es el único fijo en la parte delantera. Eso sí, si necesita compañía, existe una butaca plegable, que se complementa con una segunda fila de asientos, configurados como una banqueta. Esta se puede plegar para acceder al vano motor.

Por último, un par de asientos montados en los laterales de la carrocería completan el aforo. Si así se desea, también se pueden reclinar hacia abajo, para convertir toda la parte trasera en un área para dormir.

Technoimpluse Rocket Z

El Tecnoimpluse Rocket Z 210-91 parece tener inspiración militar, debido a que en la página del fabricante podemos leer que se trata de un vehículo ideal para patrullas fronterizas o para la protección de los recursos naturales.

Si este modelo no es lo suficientemente grande, el fabricante también ofrece el Rocket Z 310-91, aún más mastodóntico y con un sistema de tracción 6x6.

Fuente: Technoimpluse, vía Uncrate

Galería: Technoimpluse Rocket Z