El compacto checo llegará en la primera mitad de 2019, ofreciendo un diseño pasional y, a su vez, un destacado apartado práctico.

Skoda apuntala su interesante gama con el Scala 2019, un compacto cargado de argumentos de compra, con un diseño repleto de personalidad y un apartado práctico muy estudiado. Desde luego, el sustituto del Spaceback ya puede mirar de tú a tú a otros 'gallitos' del segmento.

Estamos convencidos de que este coche se convertirá en uno de los superventas de la marca checa y, posiblemente, en algunos mercados, será el Skoda más adquirido. El inicio de ventas se ha fijado para la primera mitad de 2019. 

Basado estéticamente en el concept car Vision RS, se sustenta sobre la plataforma MQB A0 y, metro en mano, cuenta con unas dimensiones que lo sitúan en el corazón del segmento C: 4,36 metros de longitud, 1,79 de anchura y 1,47 de altura, complementados con una distancia entre ejes de 2,64 metros. Skoda asegura que el Scala 2019 "ofrece una generosa cantidad de espacio en el interior". 

No es una frase de cara a la galería, sino que viene cargada de argumentos. No en vano, detrás, el espacio para las piernas es semejante al del Octavia, con 73 milímetros, mientras que supera a la berlina en habitabilidad para la cabeza: 982 frente a 980 milímetros. 

En cuanto al maletero, promete convertirse en una de las referencias de los compactos, gracias a los 467 litros que anuncia, ampliables a 1.410 abatiendo los asientos traseros. 

Skoda Scala interior 2019

Otra seña de identidad de la casa viene representada por las soluciones Simply Clever, que abundan en este vehículo. Por ejemplo, debemos mencionar una bola de remolque retráctil, un paraguas en la puerta del conductor o un rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible.   

Estéticamente, el Skoda Scala 2019 tiene una gran importancia, ya que los futuros modelos de la casa, como el próximo Octavia, incorporarán algunos de los rasgos de este vehículo. Desde luego, luce una imagen más pasional que la del Spaceback y un habitáculo con un empaque muy convincente.

Algo que queda patente al contemplar la instrumentación Digital Virtual Cockpit, la tapicería de piel o la pantalla de 9,2 pulgadas para el sistema multimedia, cuyo diseño recuerda al de una tablet. Curiosamente, pese a ser un modelo de última hornada, recurre a un freno de estacionamiento tradicional, en vez de a uno eléctrico... aunque no creemos que eso sea una mala noticia. 

Skoda Scala 2019: entre 95 y 150 CV

Inicialmente, la gama mecánica, turboalimentada por completo, comprende tres motores de gasolina TSI y uno de ciclo diésel TDI. Los primeros parten de un bloque tricilíndrico de 1,0 litros, con dos niveles de potencia, 95 y 115 CV. Por encima, se sitúa una mecánica tetracilíndrica, de 1,5 litros y 150 CV.

Los dos más potentes se asocian a una caja manual de seis velocidades y, opcionalmente, a la automática de doble embrague DSG, con siete marchas. Por el contrario, el de acceso a la gama tan solo puede vincularse a un cambio de cinco relaciones. 

En cuanto al bloque de gasóleo, cubica 1,6 litros, entrega 115 CV y se ofrecerá con las mismas transmisiones que los gasolina de 115 y 150 CV.    

Más adelante, el Skoda Scala 2019 recibirá un propulsor bifuel, adaptado a gasolina y gas natural comprimido (GNC). Estamos hablando de la versión 1.0 G-TEC, con 90 CV y un cambio manual de seis marchas. 

Skoda Scala 2019

Chasis adaptativo

Para quienes busquen diferentes sensaciones dinámicas, en función de los gustos y las carreteras, el Skoda Scala 2019 dispone, opcionalmente, del chasis adaptativo Sport Chassis Preset, con dos puestas a punto: Normal y Sport. Otra novedad que demuestra el avance tecnológico experimentado en el coche son los faros y pilotos Full LED, junto a los intermitentes traseros dinámicos.  

Tampoco hay que olvidarse de la instrumentación digital Cockpit Virtual, conformada por una pantalla de 10,25 pulgadas, ni del nuevo sistema de infoentretenimiento, que emplea monitores hasta de 9,2 pulgadas.

A través de la aplicación Skoda Connect, el usuario podrá realizar funciones de manera remota a través de su smartphone, como abrir y cerrar el coche o actualizar los mapas del navegador. 

2019 Skoda Scala
2019 Skoda Scala
2019 Skoda Scala

Por último, el plantel de ayudas electrónicas a la conducción resulta verdaderamente completo. Conviene citar el mejorado sistema de control del ángulo muerto, con un alcance máximo de 70 metros. La oferta queda completa con el asistente de frenada de emergencia automática, el control de velocidad de crucero adaptativo o el sistema anticolisiones múltiples, que frena el vehículo después de un accidente para que se desplace de forma descontrolada. 

En fin, el Skoda Scala 2019 tiene mimbres suficientes para convertirse en uno de los 'gallitos' del segmento C. ¿Superará a los modelos europeos más asentados? Será cuestión de tiempo comprobarlo...