Las versiones deportivas del up!, Polo y Golf, miden sus fuerzas en esta curiosa prueba.

Cuando hablamos de una carrera de aceleración, a todos se nos viene a la mente las típicas pruebas norteamericanas conocidas como 'drag races'. La mecánica de las mismas es sencilla: conocer cuál de los dos contrincantes consigue acelerar más rápido en una distancia determinada.

Pues bien, los responsables de Volkswagen han pensado en una forma de competir un poco diferente. En lugar de comprobar cuál es más rápido acelerando, han pensado en una especie de prueba de resistencia entre los up! GTI, Polo GTI y Golf GTI

El desafío se trata de ver cuál de los tres participantes tarda más en alcanzar los 100 km/h. Para ello, los pilotos no pueden frenar ni dejar de acelerar en ningún momento. Deben hacerlo de manera progresiva, hasta alcanzar la velocidad estipulada.

El único requisito es hacerlo lo más lentamente posible, algo que suena totalmente ilógico, tratándose de una carrera. El vídeo que demuestra la 'hazaña' ha sido realizado por Volkswagen Dinamarca y te podemos asegurar que se trata de una de las pruebas más curiosas que hemos visto últimamente.

También te podría interesar

Gana el que acelera más lentamente

Los tres vehículos comienzan la marcha lentamente, al tiempo que los pilotos dosifican la presión que ejercen sobre el pedal del acelerador, casi, milimétricamente. En cualquier caso, el Golf GTI se adelanta, dejando atrás al Polo y al up! En las imágenes puedes comprobar cómo el piloto del Golf intenta hacer un esfuerzo superlativo para acelerar lo más suavemente posible, pero alguien tiene que perder, y es el Golf GTI el primero en alcanzar los 100 km/h.

El siguiente en lograr la velocidad establecida es el up!, mientras que es el Polo GTI el que más metros recorre para alcanzar los 100 km/h. El tiempo marcado por el Polo GTI fue de 2'57"05; un crono realmente lento, sobre todo si lo comparamos con los 6,7 segundos que emplea, oficialmente, en pasar de 0 a 100 km/h, acelerando a fondo.

Volkswagen Golf GTI 2018

De esta forma, se demuestra que no todas las carreras versan sobre velocidad. A veces, lo importante es ser lo más lento y constante posible para alzarse con la victoria. En cualquier caso, dudamos que esta modalidad tenga éxito. Obviamente, se necesita cierta habilidad para conseguir conducir despacio, pero no es nada emocionante desde el punto de vista del espectador.

Fuente: Volkswagen Dinamarca

Gallery: Volkswagen Polo GTI 2018