Esta unidad, que evitó la trituradora, lo tiene todo en regla para poder circular.

Después de los increíbles éxitos en competición del Ford GT40, a lo largo de la década de los 60, curiosamente, la marca del óvalo no contó con un superdeportivo con motor central en su gama hasta comienzos del siglo XX. Como suele ser habitual, antes del lanzamiento del GT, en 2003, se desarrollaron varias unidades preserie, con el objetivo de que no hubiese ningún fallo en el modelo final. 

Pues bien, uno de estos ejemplares de pruebas ha llegado hasta nuestros días en un magnífico estado... ¡y se va a subastar hoy mismo en Estados Unidos! Por supuesto, el coche tiene toda la documentación en regla para poder circular con él sin miedo a una multa. 

Dos noticias del nuevo Ford GT

El evento, organizado por Worldwide Auctioneers, se llevará a cabo en Auburn, Indiana. El deportivo está catalogado como el prototipo número 4 y se utilizó para analizar la suspensión y el sistema de climatización. La 'vestimenta' es algo especial e incluye componentes que no se encuentran en un GT de producción. 

Como puedes comprobar en las fotos, el interior está muy bien conversado. Además, se incluye un recubrimiento de fibra de carbono y faros delanteros específicos, dos detalles que distinguen a este Ford GT del resto. 

Ford GT preserie 2004
Ford GT preserie 2004
Ford GT preserie 2004

El coche carece de airbags y lleva menos aislante acústico que el modelo de serie. A cambio, incluye las firmas de todos los ingenieros que trabajaron en el proyecto. 

Ahora que la segunda generación del Ford GT va llegando a los clientes, a cuentagotas, el valor de los de primera generación está aumentando considerablemente. Más aún, en el caso de esta unidad preserie, con una historia certificada. ¿Cuánto se pagará por él? Prometemos informarte al respecto... 

Fuente: Worldwide Auctioneers

Galería: Ford GT preserie