El primer SUV del fabricante británico podría llegar al mercado en 2020. Te anticipamos su aspecto con esta recreación.

Los incondicionales de Lotus no estarán de acuerdo con la estrategia que el antiguo CEO de la compañía, Jean-Marc Gales, desveló antes de abandonar el cargo el pasado mes de junio: un plan destinado a duplicar las ventas e incrementar las ganancias... fabricando un SUV. Toda una paradoja para el fabricante de Hethel, que ha cimentado su fama en la construcción de deportivos pequeños y ligeros. En cualquier caso, cabe esperar que este todocamino tenga todo lo necesario para agradar a los clientes de la marca.

Lotus SUV: voluminoso, pero deportivo

La recreación que ilustra esta noticia refleja exactamente los deseos del CEO, que ha tenido la difícil misión de hacer rentable a la firma inglesa, justo después de que fuera adquirida por el conglomerado chino Geely, también propietario de Volvo. El estilo del nuevo SUV será muy agresivo y, a pesar de que su peso y tamaño no serán los habituales en Lotus, aspira a convertirse en el SUV más dinámico del mercado. 

Entre los elementos estéticos más destacados de nuestra recreación, encontramos unos grupos ópticos en forma de gota de agua, así como unas grandes entradas de aire en los laterales del paragolpes, siguiendo el estilo de los deportivos Elise y Exige. Por otro lado, también se han incluido unos tiradores enrasados en las puertas (procedentes del Evora), así como una línea de techo descendente que acentúa su aspecto deportivo. 

Más noticias de Lotus:

Jean-Marc Gales, antiguo CEO de Lotus: "Debe ser, debe parecer y debe conducirse como un Lotus"

En cualquier caso, desde la compañía británica tenían claro cuáles eran los requisitos para que este SUV fuera del agrado de los fieles de la marca: "será el más bajo, el más ligero y el mejor SUV sobre asfalto de la categoría", de acuerdo con el antiguo máximo mandatario de la compañía. Por otro lado, Jean-Marc Gales también ha declarado que "debe ser, debe parecer y debe conducirse como un Lotus". 

Desde luego, no faltan buenas intenciones, ni la tecnología, puesto que el fabricante británico tendría luz verde para acceder al banco de órganos de Volvo, del que podrían tomar elementos como el sistema de tracción total, mecánicas híbridas...

Lotus SUV: el render que anticipa su aspecto