Da igual a qué velocidad circules, si aceleras a fondo los neumáticos traseros no dejarán de humear.

El nuevo Toyota Supra 2018 llegará muy pronto al mercado, pero tendrá que ser realmente bueno si pretende convertirse en un icono, como la cuarta generación del modelo japonés. Gran parte de ese mérito corresponde a la mecánica de gasolina, de 2.997 cm3, con arquitectura de seis cilindros en línea y dos turbos de funcionamiento secuencial, conocida como 2JZ.

Y no solo porque con 330 CV desarrollase unas prestaciones excelentes, sino porque su proverbial fiabilidad ha hecho que sea un propulsor óptimo para elaborar preparaciones con potencias desorbitadas, como el modelo de 1.800 CV que protagoniza esta noticia. Un vehículo capaz de recorrer un cuarto de milla (402 metros de distancia) en apenas 7,0 segundos... y de alcanzar una velocidad máxima de 312 km/h.

Con tal cantidad de potencia, sería posible destrozar los neumáticos con cualquier acelerón. Por eso, cuenta con un panel, en la consola central, que permite ajustar la respuesta del motor, para hacerla algo más dócil cuando se quiere circular por carreteras abiertas al tráfico, sin batir ningún récord de velocidad o generar una 'cortina' de humo. En cualquier caso, en el interior no faltan unos asientos de tipo bacquet ni una jaula antivuelco.

Toyota Supra, más información:

¡Este Supra tiene más turbo que motor!

Una vez que levantamos el capó de este Toyota, nos encontamos con lo más impactante del modelo: un turbocompresor gigante, situado al lado del motor. También llama la atención que la salida de escape esté situada... ¡en el propio capó!

De acuerdo con la lista de modificaciones que se mencionan al final del vídeo, este Toyota Supra todavía conserva el bloque de hierro original, pero todos los componentes internos del motor se han rediseñado, incluidos los pistones, el cigüeñal, las bielas, las válvulas... 

Fuente: That Racing Channel via YouTube

 

 

Galería: Toyota Supra fotos espía con llantas de producción