Los superdeportivos de Chevrolet y Lamborghini miden sus fuerzas en esta curiosa competición.

Si nos paramos un momento a valorar la comparativa que se presenta en este vídeo, muchos podrán pensar que no es demasiado equilibrada. Mientras el Corvette ZR1 representa la versión más poderosa del conocido superdeportivo norteamericano, mientras que el Huracán es la versión de acceso a la gama de producto del fabricante italiano. Sin embargo, eso no impide que dos propietarios decidan pasárselo bien y poner a prueba sus vehículos. Una lucha de egos más que una batalla de datos técnicos.

Diferencias mecánicas, ¿mismos resultados?

El video en cuestión, una entrega más del canal DragTimes de YouTube, nos presenta a un Corvette ZR1 y a un Huracán compitiendo de dos formas diferentes: una prueba de aceleración desde parado y otra, con ambos coches lanzados.

El ZR1 equipa una mecánica V8 sobrealimentada, con 6,2 litros de cilindrada, con 765 CV de potencia. Ese poder se encauza hacia las ruedas posteriores a través de una caja de cambios automática de ocho velocidades. En Estados Unidos tiene un precio de 140.000 dólares. Su oponente es el Lamborghini Huracán, que tiene un motor V10 de 5,2 litros, con aspiración atmosférica, que genera 610 CV. A diferencia de su rival, el modelo italiano emplea una caja de cambios automática de doble embrague, con siete velocidades, asociada a un sistema de tracción integral.

También te podría interesar:

Seguro que a la vista de los datos técnicos, más de uno habréis pensado que el Corvette ZR1 es mucho más veloz que el Lamborghini, si solo tenemos en cuenta la potencia de ambos. Sin embargo, una vez en la pista, ambos modelos desarrollan una prestaciones bastante parecidas. Algo mucho más sorprendente si tenemos en cuenta que el precio del Huracán en Estados Unidos es de aproximadamente 290.000 dólares (más o menos, el precio de dos Corvette ZR1 nuevos). 

En la primera prueba de aceleración, ambos modelos utilizan el control de arrancada. En este escenario, el aporte extra de la tracción integral permite destacarse al Huracán frente a un Corvette que no puede hacer nada por alcanzarlo. Sin embargo, la situación cambia en la segunda prueba, con una salida lanzada a una velocidad de 65 km/h. Esta aceleración concluye cuando ambos alcanzan una velocidad máxima de 240 km/h. No es hasta el final cuando el Huracán comienza a alejarse, pero el enfrentamiento termina antes de que se materialice una ventaja considerable.

Esta carrera también pone de manifiesto una evidencia y es que una gran cantidad de dinero no siempre asegura una gran diferencia de prestaciones. El precio del Huracán, en Estados Unidos, es el doble que el del ZR1, mientras que el rendimiento, como se ha podido ver, es similar. Así que ya sabes, la elección se reduce a una cuestión de gustos... y de una cuenta corriente saneada.

Fuente: DragTimes a través de YouTube

Chevrolet Corvette ZR1 2019